El ingenioso truco para evitar que la mascarilla te haga daño en las orejas si llevas gafas

Dos botones, cuatro gomas y un poco de maña.

Usar mascarilla diariamente durante horas acaba por provocar roces detrás de las orejas y eso termina traduciéndose en dolor. Es un daño colateral de la nueva normalidad, derivada tras la crisis del coronavirus, pero también un mal menor que se puede evitar.

Internet está lleno de trucos caseros para mitigar estas molestias o directamente no llegar a ellas. Si se ponen en práctica a tiempo, ya no habrá roces ni tampoco dolor.

En esa larga lista de trucos hay uno dirigido específicamente para personas con gafas, que ya deberían tener suficiente con el roce de las patillas. Eso por no hablar del constante empañamiento de los cristales.

El método consiste en hacer de la necesidad virtud y aliarse con las patillas para acomodar las gomas de la mascarilla, evitando así el doble roce.

Para ponerlo en práctica se necesitan dos botones de cuatro agujeros, cuatro gomas elásticas pequeñas (dos por botón) y un palillo. Lo explican en la web asiaone.com, donde han seguido el paso a paso del vídeo viral y además dan las claves para optimizar el truco.

Los pasos a seguir para poder llevar a cabo este método son muy sencillos, aunque hay que tener un poco de paciencia y maña.

1. Pasar la goma por uno de los agujeros del botón. El palillo sirve para empujar.

2. Coger uno de los extremos de esa misma goma y pasarlo por el agujero de al lado.

3. Coger otra goma y repetir la operación en los otros agujeros del botón que estamos manipulando.

4. Coger el otro botón y repetir los pasos 2 y 3 con las otras dos gomas.

5. Enhebrar la patilla por las gomas.

6. Ajustar bien el botón para que no baile por la patilla tirando de la goma hacia fuera.

7. Ponerse las gafas y enganchar las gomas laterales de la mascarilla en cada botón como se ve en el primer GIF.

¿Problema? La mascarilla puede no quedar lo suficientemente ajustada ya que la goma está hecha para llegar a las orejas; al ser más larga, queda más floja. ¿Solución? Hay dos:

  1. Hacer un nudo en cada goma, para acortarla.
  2. Enganchar la goma a la mascarilla con una doble vuelta. De esta forma también se acorta.
Mascarillas para salir a correr