No lo dice cualquiera: el 'New York Times' valora así lo que ha hecho el Gobierno de España

No lo dice cualquiera: el 'New York Times' valora así lo que ha hecho el Gobierno de España

También 'The Economist' ha hablado sobre el asunto.

Getty Images
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.Getty Images

Las medidas adoptadas en los últimos meses por el Gobierno están dando de qué hablar en la prensa internacional y, como última muestra, el artículo que el prestigioso periódico estadounidense The New York Times dedica a analizar la situación de la inflación en Alemania y en España.

En el artículo se resalta que ese alza de los precios “se modera” en ambos países y señala que “sus economías podrían sufrir menos de lo previsto en los próximos meses”.

El New York Times apunta como una de las causas de esa moderación de la inflación que “el Gobierno español fue uno de los primeros en Europa en intervenir en la economía”, recortando “los impuestos sobre la energía para ayudar a los hogares a hacer frente al aumento de los precios”.

“El mes pasado, presentó un paquete de 3.000 millones de euros destinado a proteger a la población más vulnerable del país”, pone de relieve el rotativo estadounidense.

Recientemente, otro prestigioso medio de comunicación extranjero, en este caso The Economist, puso en valor lo que está pasando en España afirmando, además, que “los españoles son demasiado gruñones”, señalando que España es el quinto país por la cola en el que peor opinión tienen sus ciudadanos sobre la política, en comparación a cómo la ven en otros países.

“Sánchez ha manejado esta situación con bastante destreza. Parece probable que su gobierno sobreviva, pero los compromisos hechos recientemente con sus aliados han enfurecido a muchos españoles”, decía The Economist.

Además, ese semanario señalaba que, pese a la crispación y que se habla mucho de “las dos Españas” que están siempre “destinadas a estar enfrentadas”, esa “hostilidad” es “apenas visible en las calles de España”. “Pero envenena la política española, más aún donde los partidos de los extremos suelen marcar la pauta”, sentenciaba.