POLÍTICA
12/08/2020 13:48 CEST | Actualizado 12/08/2020 15:05 CEST

Pedro Sánchez muestra su "máximo respeto" a los jueces que investigan la supuesta financiación irregular de Podemos

El presidente desliza que es la Casa Real quien tiene que comunicar el paradero de Juan Carlos I. "Somos instituciones distintas", ha dicho.

Pedro Sánchez ha expresado su “su máximo respeto a la independencia de los jueces” que están investigando la supuesta financiación irregular de Podemos. El presidente del Gobierno, tras su despacho veraniego con Felipe VI en Marivent, ha descartado hacer más declaraciones sobre las investigaciones en curso sobre su socio de Gobierno.

Los periodistas han tratado de que Sánchez explicase si le preocupa la imputación de Podemos y su cúpula, conocida este martes, y si se plantea acciones que afecten a la coalición. El presidente del Gobierno, sin embargo, no se ha movido de una frase que ha repetido en varias ocasiones: “Máximo respeto al trabajo judicial y a las investigaciones judiciales”.  

Sánchez ha asegurado que es la actitud que siempre ha mantenido desde que es presidente del Gobierno y que “no se ve afectada” por el hecho de que el partido investigado es su socio en el Ejecutivo de coalición.

En la comparecencia, tras “un despacho ordinario en una situación completamente extraordinaria” como él mismo lo ha definido, Sánchez se ha referido también al ‘asunto’ Juan Carlos I. Ha recalcado que sus conversaciones con Felipe VI permanecen en la “confidencialidad” y ha marcado la diferencia entre la Jefatura del Estado y la presidencia del Gobierno. 

“Somos instituciones distintas y las cuestiones que atañen a las decisiones de una de ellas deben ser comunicadas como esa institución considere”, ha dicho. 

El presidente del Gobierno ha dado importancia al encuentro con el rey por lo que significa de fortaleza institucional. “Cuanto más adversa es la situación, más importante es el normal funcionamiento de las instituciones públicas. Las instituciones tienen que dar soluciones y ofrecer un horizonte de confianza al conjunto de ciudadanos y ciudadanas. Tienen que garantizar la estabilidad para abordar los desafíos” que el país afronta. 

Uno de ellos, el más importante, es “la emergencia económica y social” que sigue a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Sánchez ha mostrado la disposición del Gobierno a negociar y dialogar “con la mano tendida” a todas las instituciones y “singularmente, con los ayuntamientos” por el acuerdo para el uso de los remanentes municipales.

El acuerdo en la FEMP se tomó sin el concurso de los ayuntamientos del PP, que han asegurado que no entregarán su dinero. Sánchez ha precisado que el acuerdo actual permite el uso de 5.000 millones de los superávit, contempla un fondo de compensación para los ayuntamientos que tienen dificultades financieras y otro fondo, de 400 millones, para compensar “el agujero” en las arcas municipales por el no uso del transporte durante el período del confinamiento.

A pesar de ser “un gran acuerdo”, el presidente se ha mostrado dispuesto a dialogar con los ayuntamientos. Ha asegurado tener un “compromiso firme” con estas instituciones, “olvidadas durante mucho tiempo” y a las que quiere dar un “papel protagonista” en la recuperación económica y social futura.