Rusia dice ahora que no ve riesgo para los rusoparlantes de Transnistria

El Ministerio de Exteriores contradice al comandante ruso que afirmó que se discriminaba a los residentes de habla rusa en esa región moldava.
Militares ucranianos en el Donbás
Militares ucranianos en el Donbás
Anadolu Agency via Getty Images

Rusia no ve riesgos para los rusoparlantes en la región separatista moldava de Transnistria, ha dicho este lunes el Ministerio de Exteriores ruso después de que un alto cargo militar sugiriera la necesidad de controlar el sur de Ucrania y acceder a la frontera moldava, donde “se discrimina a residentes de habla rusa”.

“No vemos ningún riesgo. Nuestra postura sigue siendo la misma. Apoyamos el arreglo pacífico del asunto de Transnistria con el respeto de la integridad territorial de Moldavia y con un estatus especial de esa región dentro de sus fronteras”, ha dicho el viceministro de Exteriores ruso Andréi Rudenko a la prensa.

El pasado viernes, el general mayor Rustam Minnekéyev afirmó que una de las tareas del Ejército ruso durante la segunda fase de la campaña militar en Ucrania es establecer el control sobre el este y el sur del país.

“El control sobre el sur de Ucrania es además un acceso a Transnistria donde también se constatan los hechos de discriminación contra los residentes de habla rusa”, sostuvo. Las palabras del alto mando militar no fueron confirmadas ni desmentidas por el Kremlin.

El Ministerio de Defensa ucraniano reaccionó a estas informaciones declarando que “Rusia planea invadir Moldavia”. “Ellos no van a parar. El comando del distrito militar central ruso anunció la próxima víctima de la agresión rusa”, afirmaron en Kiev.

Transnistria, región prorrusa en Moldavia

Transnistria, territorio de apenas medio millón de habitantes, en su mayoría eslavos, rompió los lazos con Moldavia tras un conflicto armado (1992-1993) en el que contó con ayuda rusa.

Desde el final de aquella contienda, que costó la vida a centenares de personas, Moldavia aboga por la integración de los dos territorios divididos por el río Dniéster, a lo que siempre se han negado los separatistas.

En virtud del Acuerdo para la Solución Pacífica del conflicto de Transnistria firmado en julio de 1992, Rusia emplazó 2.400 efectivos para garantizar la paz en la zona, pero fue reduciendo este contingente a lo largo de los años.