Rusia anuncia referéndums exprés para anexionarse los territorios ocupados en Ucrania

Las regiones de Donestk, Lugansk y las autoridades prorrusas de Jerson han anunciado plebiscitos entre el 23 y el 27 de septiembre. Ucrania, por su parte, ha calificado estas convocatorias de "farsa".
|
Lugansk.
Lugansk.
Anadolu Agency via Getty Images

Las autoridades de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, así como las autoridades prorrusas de Jersón, han anunciado este martes que el referéndum sobre la posible adhesión de estos territorios a Rusia se celebrará entre el 23 y el 27 de septiembre.

El presidente de parlamento de Lugansk, Denis Miroshnichenko, ha realizado el anuncio horas después de que los miembros de la Cámara Pública aprobaran por unanimidad una ley sobre la celebración del referéndum sobre este punto, tal y como ha recogido la agencia rusa de noticias Interfax.

Poco después, la Cámara Pública de Donetsk ha confirmado que la votación en este territorio tendrá lugar en las mismas fechas, según ha informado la agencia rusa de noticias TASS. El Gobierno de Ucrania no se ha pronunciado por ahora, si bien en el pasado ha rechazado la validez de estas votaciones.

Los parlamentos de las autoproclamadas repúblicas de Lugansk y de Donetsk aprobaron lunes sendas mociones instando a la celebración de referéndums para la adhesión de las dos regiones separatistas ucranianas a Rusia, que el 24 de febrero lanzó una guerra contra Ucrania tras reconocer la independencia de estas regiones.

Asimismo, el presidente de la Administración Suprema Estatal de Jersón ha firmado un decreto confirmando la fecha de la votación, apenas unas horas después de que el consejo cívico instalado por las autoridades prorrusas presentara una iniciativa para celebrar esta votación argumentando que la unión a Rusia “garantizará la seguridad en el territorio de la región”.

Lavrov y la Duma apoyan los referendos

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha indicado que este tipo de iniciativas, también planteadas por las autoridades prorrusas en Zaporiyia, suponen una muestra del deseo de la población de estos territorios de poder determinar si quieren ser parte de Rusia.

“Desde el inicio de la operación militar especial y, en general, en el periodo precedente, dijimos que la población de los respectivos territorios debía decidir su futuro”, ha indicado. “La situación actual confirma que quieren ser dueños de su destino”, ha zanjado Lavrov.

El “chantaje”, según Kiev

La Presidencia ucraniana ha calificado de “chantaje” la convocatoria de referéndum y ha prometido que “eliminará” esa amenaza rusa, surgida del “miedo a la derrota”.

“El enemigo tiene miedo y manipula primitivamente”, ha afirmado el jefe del gabinete de la Presidencia, Andriy Yermak, a través de su cuenta en Telegram.

Sin embargo, afirmó, Ucrania “resolverá” el problema ruso y subrayó que las “amenazas” de Moscú sólo pueden ser eliminadas “por la fuerza”. El ministro de Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, manifestó por su parte que los “pseudorreferéndum” no cambiarán nada, al igual que no lo hará ningún tipo de movilización.

Las imágenes del horror de Izium

Las imágenes del horror de Izium