INTERNACIONAL
15/08/2019 14:41 CEST | Actualizado 16/08/2019 17:02 CEST

Seis países europeos aceptan acoger migrantes del Open Arms, según Italia

“Este es el momento de insistir en la dirección de llegar a una solución europea, de lo contrario Italia se encontrará completamente aislada".

Associated Press
Los migrantes del Open Arms aguardan charlando y leyendo el desembarco en Italia. 

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmó hoy que los gobiernos de Francia, Alemania, Rumanía, Portugal, España y Luxemburgo le han transmitido su disponibilidad para acoger a parte de los 147 migrantes que están a bordo del barco de la ONG española Open Arms en aguas italianas. 

Conte explicó en un mensaje dirigido al ministro del Interior, Matteo Salvini, y publicado en las redes sociales que su intención es trabajar para que los países europeos acuerden un mecanismo permanente de distribución de los migrantes que lleguen a las costas italianas, para que el fenómeno sea gestionado a nivel de la Unión Europea (UE). 

“Este es el momento de insistir en la dirección de llegar a una solución europea, de lo contrario Italia se encontrará completamente aislada”, escribe. 

Por ahora, varios miembros de la Guardia di Finanza, de la Guardia Costera italiana y un equipo médico oficial han subido a bordo del Open Arms con el objetivo de revisar la documentación del buque y los informes sanitarios en los que la ONG se ha apoyado para solicitar a Italia su desembarco.

La organización ha exigido su evacuación médica después de la resolución judicial que obliga al Gobierno de Italia a “prestar asistencia inmediata a las personas más necesitadas rescatadas”.

 

Carta a Salvini...

Conte ha publicado una carta abierta a Salvini en la que defiende que su intención siempre ha sido la de proteger a los menores que viajan a bordo del Open Arms. El primer ministro ha explicado que así se lo trasladó el miércoles al titular de Interior. 

“Para mi sorpresa, resumiste esta posición y me atribuiste, en términos generales, la voluntad de desembarcar a los migrantes a bordo”, ha añadido Conte. El primer ministro ha asumido que esta tergiversación forma parte del interés “obsesivo” de Salvini para reducir un tema complejo al lema de “puertos cerrados” y aumentar “constantemente” la intención de voto.

“Pero hablar como ministro del Interior y alterar una posición clara de su primer ministro, puesta negro sobre blanco, es una cuestión diferente. Es un claro ejemplo de colaboración desleal, la enésima a decir verdad, y no lo puedo aceptar”, ha subrayado el jefe de Gobierno en su cuenta de Facebook. 

Conte ha defendido sus gestiones en un tema “complejo” y su lucha en el seno de la Unión Europea por llegar a posiciones comunes para aplicar por ejemplo un mecanismo de reparto que agilice la redistribución de migrantes en casos como el del Open Arms. A la espera de este mecanismo, Conte dice que siempre se ha implicado “personalmente” en los contactos con otros gobiernos. 

“Francia, Alemania, Rumania, Portugal, España y Luxemburgo me acaban de informar que están dispuestos a redistribuir a los migrantes. Una vez más, mis homólogos europeos tienden la mano”, ha anunciado el primer ministro en su mensaje, en el que ha dicho que está dispuesto a trabajar “hasta el último día” que permanezca en el cargo. 

La decisión de la Liga de Salvini de presentar una moción de censura contra Conte ha dejado al Gobierno en la cuerda floja, algo que también se nota en el tono de una carta en la que el primer ministro marca distancias con quien ha sido su socio más polémico durante este último año. “Tu entusiasmo político y la ansiedad por comunicar le han llevado a brechas institucionales que, en ocasiones, se han convertido en lágrimas institucionales”, ha afirmado Conte, quien ha revelado que “varias veces” intercedió “en privado” para atajar las declaraciones de Salvini y fomentar una “cooperación sincera”. 

En su despedida, Conte le ha advertido a Salvini de que no basta con lograr a título personal “la confianza de los votantes”, sino que también es necesario mantener la “confianza de los ciudadanos en las instituciones públicas”, ya que de lo contrario se genera “un cortocircuito” que deriva en “rabia y desinfección” por parte de la población. 

“Todos debemos trabajar para dotar de plena dignidad a las instituciones que representamos, en señal de cooperación leal. Tienes una larga carrera política por delante. Muchos lo asocian al poder. Yo lo asocio con una enorme responsabilidad”, ha remachado. 

... y respuesta “con estupor”

Ante la carta de Conte, Salvini ha dado una rueda de prensa enfurecida. Ha defendido que sin la “firmeza” a la hora de mantener los puertos cerrados a los barcos de las ONG que rescatan migrantes en el Mediterráneo, la Unión Europea “no habría movido nunca un dedo”. Por eso lee “con estupor” la carta del dirigente. 

Conmigo los puertos están y permanecerán cerrados a los traficantes y a sus cómplices extranjerosMatteo Salvini, ministro del Interior de Italia

El ministro ha defendido su labor para reducir las tasas de criminalidad en Italia, “Confieso mi ‘culpa’, querido presidente (del Consejo de Ministros), mi ‘obsesión’ con combatir cualquier tipo de delito, también la inmigración ilegal Soy ministro para defender las fronteras, la seguridad, el honor, la dignidad de mi país”, ha apostillado. 

Salvini ha negado por tanto que pueda cambiar su doctrina: “Conmigo los puertos están y permanecerán cerrados a los traficantes y a sus cómplices extranjeros”. Entiende que, “sin esta firmeza”, la UE “nunca habría movido un dedo” y habría dejado “solos” a los italianos, “como hizo en los años de gobierno de (Matteo) Renzi y del PD”. 

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Desembarco del Open Arms See Gallery

ESPACIO ECO