Sevilla será la sede de la Agencia Espacial Española y A Coruña, la de la Inteligencia Artificial

Sevilla será la sede de la Agencia Espacial Española y A Coruña, la de la Inteligencia Artificial

El Gobierno resuelve el destino de dos futuros organismos vitales para el desarrollo tecnológico del país cumpliendo el objetivo de descentralización para cohesionar el territorio.

Sevilla y A Coruña. Andalucía y Galicia. Estos han resultado ser los destinos definitivos de dos futuros organismos vitales para el desarrollo tecnológico español, puesto que albergarán las sedes de la Agencia Espacial Española y la Agencia Española de Supervisión e Inteligencia Artificial (Aesia). En el segundo caso, la primera de toda la Unión Europea y adelantándose al reglamento comunitario.

Así lo ha anunciado este lunes la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, quien ha puesto el foco en una de las líneas estratégicas que el Gobierno anunció el pasado mes de marzo. Se trata del objetivo de que a la hora de decidir dónde se instalan las nuevas agencias, no se apueste únicamente por la comunidades que ya acaparan buena parte de los organismos del Estado, como es el caso de Madrid.

“El Gobierno decidió establecer un nuevo procedimiento objetivo, transparente, para determinar estos nuevos organismos públicos de nueva creación que sobre todo están viendo la luz a consecuencia de los fondos de recuperación -Next Generation-”, ha recordado Rodríguez para señalar que “se trataba de pasar de la convicción a la normativa en esta determinación de compartir Estado y que los nuevos organismos puedan llegar a todos los territorios cohesionando”.

Apoyos a las candidaturas y peso del sector privado

Isabel Rodríguez también ha detallado que un total de 14 comunidades autónomas han apoyado las candidaturas que se han acabado imponiendo. Sevilla ha visto respaldado su proyecto para albergar la Agencia Espacial por un total de 298 entidades. En el caso de la agencia de Inteligencia Artificial, su ubicación final en la ciudad herculina ha recibido el respaldo de 92 entidades.

La también ministra de Política Territorial ha hecho hincapié en el gran interés despertado en el sector privado, puesto que tanto la ciudad hispalense como la gallega han visto sus candidaturas arropadas por numerosas entidades que van desde empresas, centros de investigación a universidades: “Un total de 1.300 entidades que han resultado implicadas en la concurrencia para solicitar la implantación de estos organismos en su territorio”.

Una larga lista de pretendientes (y requisitos)

De esta forma, se pone fin a la incógnita de qué ciudades se llevarán ambas agencias, especialmente en el caso de la futura ‘NASA española’, a la que la Comunidad de Madrid venía aspirando con fuerza, haciendo valer la opción y ventajas del municipio norteño de Tres Cantos.

Aunque tuvo mayor visibilidad tras los ataques de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, al Gobierno; no solo Tres Cantos optaba a hacerse con la sede de la Agencia Espacial Española, también lo hicieron las siguientes urbes o localidades:

Cabanillas del Campo (Guadalajara), Cebreros (Ávila), Ciudad Real, Elche (Alicante), Estella-Lizarra (Navarra), Huelva, Jerez de la Frontera (Cádiz), L”Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Las Palmas de Gran Canaria/ Agüimes/San Bartolomé de Tirajana (Las Palmas), Puerto del Rosario (Las Palmas), León, Ourense, Palencia, Puertollano (Ciudad Real), San Javier (Murcia), Isla de Tenerife (Santa Cruz de Tenerife), Teruel, Zamudio (Vizcaya) y Yebes (Guadalajara).

Precisamente, contar con un tejido empresarial acorde a las funciones de cada agencia ha demostrado ser vital a la hora de determinar las futuras sedes, a razón de la importancia del entorno económico y empresarial, el ecosistema académico o las capacidades de logística, comunicaciones o transporte.

Cabe recordar que las críticas que ha acumulado este concurso para hacerse con las sedes de dichos organismos no han venido únicamente desde Madrid. El Gobierno de Aragón y formaciones como Teruel Existe alertaron de que los requisitos solicitados impedían que localidades de la España Vaciada pudiesen concurrir.