BLOGS
20/11/2014 07:07 CET | Actualizado 19/01/2015 11:12 CET

La batalla interna en Izquierda Socialista acaba con la dimisión de Pérez Tapias

Los que le conocen bien dicen que se va harto de narcisismos; que su talla intelectual no soporta los navajeos de la política de bajos vuelos; que tira la toalla después de meses de intentos baldíos de mediar en posiciones muy enfrentadas dentro de la corriente a la que representa y que no puede más con la guerra interna que se libra en Izquierda Socialista. El caso es que José Antonio Pérez Tapias, el que fuera tercer aspirante a la secretaría general del PSOE en el último congreso federal, envió ayer una carta a los coordinadores IS para anunciar su dimisión como portavoz federal de la misma.

La decisión llega tres días antes de que IS celebre una reunión de la Coordinadora Federal y después de que la corriente se partiera en dos tras la detención de José María Fraile, ex alcalde de Parla, en la "operación Púnica" a la hora de exigir responsabilidades políticas al secretario general del PSM, Tomás Gómez, por la imputación del que fuera su mano derecha durante lustros.

El tercer aspirante del cónclave del que salió elegido secretario general Pedro Sánchez se desmarcó hace semanas de una campaña de recogida de firmas en change.org impulsada por algunos miembros de IS en la que se exigía la dimisión del número uno de los socialistas madrileños en coherencia con los principios socialistas. No en vano una docena de diputados, senadores y concejales de la convulsa federación que habían apoyado a Pérez Tapias en el congreso federal firmaron una carta a favor de la presencia de Fraile entre los delegados elegidos para representar al PSM en la proclamación del sucesor de Rubalcaba, pese a que el regidor de Parla ya estaba procesado entonces por prevaricación en otra causa abierta por la Justicia.

Desde el entorno de Pérez Tapias, al que se pudo ver el pasado fin de semana en la asamblea que eligió a Pablo Iglesias secretario general de Podemos, niegan que su dimisión tenga que ver con la guerra que libra hoy el socialismo madrileño entre partidarios y detractores de Gómez. La achacan exclusivamente al desgobierno que vive estos días la corriente de opinión del PSOE como consecuencia de algunas actuaciones de la presidenta de Foro Ético, Beatriz Talegón, que casualmente fue una de las cabezas más visibles del sector que apoyó a Pérez Tapias en las primarias por la secretaría general.

El caso es que Izquierda Socialista, que sumó un 15 por ciento de los votos en el cónclave de julio y que había logrado tras aquel resultado un protagonismo mediático y político como hacía años no tenía, vive hoy una de sus peores crisis. Tanto es así que el propio Tapias apela a la responsabilidad de sus integrantes para salir de una situación a la que nunca se debió llegar y que pone a la corriente en una situación en la que difícilmente puede hacer valer "el crédito del que siempre ha gozado".

Esta es la carta:

A la Coordinadora Federal de Izquierda Socialista del PSOE

A los miembros de Izquierda Socialista en el Comité Federal del PSOE

Compañeras y compañeros:

En un escrito anterior en el que anunciaba la convocatoria de la Coordinadora Federal de IS para el próximo sábado 22 de noviembre os decía que pondría a vuestra disposición mi cargo de portavoz federal de la corriente. El tiempo transcurrido desde entonces me ha permitido hablar con muchos de vosotros, escuchar distintas opiniones, percibir con mayor nitidez lo que está ocurriendo en el seno de la corriente y reflexionar sobre todo ello. Todo lo ocurrido antes de la pasada asamblea del 25 de octubre, remontándose hasta el mismo congreso extraordinario del Partido, si no hasta la misma campaña para la Secretaría general, durante esa asamblea y después de la misma, nos ha reportado un conjunto de hechos lamentables que, como consecuencia, nos han traído a un momento en IS como no se había vivido antes, especialmente dañino para la corriente y para muchas personas pertenecientes a ella. Está a la vista que la mencionada asamblea, convocada y realizada con toda legitimidad, dado como transcurrió y comprobando cuáles han sido sus derivas posteriores, fue una asamblea fallida.

Es ante todas esas circunstancias como he tomado la decisión de presentar mi dimisión como portavoz de IS. La coordinadora, en su próxima reunión, deberá, pues, proceder a resolver quiénes y cómo han de desempeñar esa tarea, lo cual además es cuestión señalada en el orden del día para la reunión. Durante meses he intentado mediar entre posiciones muy enfrentadas que se han ido consolidando entre nosotros. El resultado, por decirlo de forma comedida, está lejos de ser satisfactorio. Pido mis disculpas por aquello en lo que no hubiera acertado. El momento es difícil, pero espero de todos y todas que se aplique el mejor criterio y la mayor responsabilidad para salir de una situación a la que no habría que haber llegado y que pone a IS, que nunca ha tenido mucho poder en el seno del Partido, en una posición en la que difícilmente puede hacer valer el crédito del que siempre ha gozado.

Espero la suficiente comprensión por parte de todos para esta decisión personal. Como tantos de vosotras y vosotros, he volcado muchos esfuerzos durante años para potenciar IS en el seno del PSOE; me ofrecí para asumir la candidatura a la Secretaría general que IS impulsó en el aún reciente proceso electoral interno; y acepté la portavocía encomendada en la última asamblea. Os agradezco todos los apoyos recibidos en tan diversas circunstancias. Pero hoy, y es mi apreciación, formulada en primera persona del singular, dadas unas condiciones que no veo adecuadas para que yo desempeñe esa función, renuncio a hacerlo. En todo caso, seguiré participando de los debates del Partido defendiendo las posiciones de IS y trasladándolas al Comité federal, del que soy miembro, cuando la coordinadora o los nuevos portavoces de la corriente lo estimen necesario.

Mis mejores saludos socialistas.

José Antonio Pérez Tapias

Granada, 19 de noviembre de 2014

NOTICIA PATROCINADA