BLOGS
21/12/2012 08:17 CET | Actualizado 19/02/2013 11:12 CET

Un libro rojo que pone verde

Las ideas y propuestas que se desarrollan en este "libro rojo" ponen "verde" a los mercados, a los viejos mecanismos de participación y a esa derecha títere de sus propios intereses económicos y antisociales. Pero al mismo tiempo, es un libro que dibuja de verde un futuro de rebelión, contestación social, nueva representación institucional y transformación.

La escritura quizás no amanse a las fieras pero al menos tranquiliza. En cambio la lectura puede ser gratificante y, a la vez, revolucionaria. Comentamos esto al repasar los renglones torcidos de la izquierda que se recogen de nuestra experiencia política y que ahora se traducen en forma de libro. Ha sido, es, una experiencia llena de buenos recuerdos que no se rinden a la dificultad de un trabajo que siempre mereció la pena. Los momentos duros de la derrota siempre los ha superado la izquierda con nuevas metas que de perseguirlas se renuevan cada día por mucho que se parezca al mismo objetivo de la historia: hacer que las personas vivan mejor y sean hoy un poco más felices de lo que fueron ayer. Junto a esa vitalidad de transformación podemos descubrir, en la perspectiva de lo relatado, una rebeldía frente a la decadencia y la contrarreforma que hoy recorre Europa. Nos encontramos en un escenario inaudito en la historia reciente. Por primera vez nuestros hijos podrían vivir peor que sus padres. Con menos derechos y menos libertades que son las que está asolando la derecha del PP a golpe de mercado.

La brutal y antisocial política de la derecha, con su mayoría absoluta, no ha encontrado respuestas ni alternativas políticas acordes con el mayor retroceso social, político, económico y cultural de España en su última etapa democrática. Sólo la movilización social, el 15-M y los sindicatos de clase han supuesto un verdadero revulsivo en la política española. La actual oposición institucional se encuentra seriamente debilitada y fragmentada y tiene serias dificultades para trasladar al Parlamento el sentir de la calle y las alternativas que hoy demanda una mayoría ciudadana.

El actual modelo de participación en nuestro sistema ya no es capaz de dar respuestas y, lo que es peor, no permite la intervención de personas y colectivos para aportar nuevas ideas y propuestas. Las únicas alternativas que se ofrecen son la colaboración en un modelo electoral anquilosado y agotado que atenaza la participación y la pluralidad o bien la pura movilización social que aleja a las personas de las instituciones y sus representantes que, además, acaban siendo objeto de un descrédito generalizado extensible al propio sistema democrático. De ahí la necesidad de impulsar nuevas herramientas desde la izquierda que hoy todavía tenemos que construir. Lo que existe puede ser necesario pero ni basta ni es suficiente para promover una respuesta a la derecha.

De izquierda a derecha, José Mendi, el exjuez Baltasar Garzón, que prologa el libro, y Gaspar Llamazares.

La construcción de espacios comunes o compartidos en la izquierda es imprescindible para derrotar a la derecha. Ya sean frentes comunes, alianzas políticas o coaliciones electorales. En definitiva se trata de sumar. De construir ese "espacio abierto" para que la común unión sea una realidad. Este objetivo debe proponerse metas concretas de mayoría y gobierno en todos los ámbitos territoriales pensando en las próximas citas electorales.

Tenemos la oportunidad de ir haciendo verdad esa lógica de construir una nueva propuesta política en un futuro inmediato y que se llegue a concretar también en las próximas citas electorales. Es imprescindible abordar la presentación de una candidatura común de la izquierda plural en las próximas elecciones europeas. Puede y debe ser el mejor escenario para propiciar la primera derrota global del Partido Popular en las urnas. Para esa construcción todos somos necesarios desde la izquierda, sin exclusiones. Sólo quien no quiera compartir esa idea puede quedar fuera de ese proceso de alternativa por voluntad propia. Pero del mismo modo que ya hay posibilidades inmediatas de respuesta común, el proceso que proponemos de cara a las elecciones europeas tampoco es el final de este proceso. Sin duda nuestro objetivo está en las próximas elecciones generales. Debemos transformar en votos la energía de la movilización que hoy responde socialmente a las agresiones de la derecha del PP y su mayoría absoluta. También debemos impulsar pasos en ese sentido de forma que se sea posible y efectivo ese encuentro y esas candidaturas conjuntas en un esfuerzo común de la izquierda para participar en este proceso.

Las ideas y propuestas que se desarrollan en este "libro rojo" ponen "verde" a los mercados, a los viejos mecanismos de participación y a esa derecha títere de sus propios intereses económicos y antisociales. Pero al mismo tiempo, es un libro que dibuja de verde un futuro de rebelión, contestación social, nueva representación institucional y transformación. No sólo como un color que defiende el medio ambiente social y ecológico en su más amplio sentido ético y político sino el verde de la esperanza que siempre nos guía para dibujar una sociedad más feliz llena de sonrisas de libertad.

Gaspar Llamazares, es el autor de El libro rojo de Gaspar Llamazares.

José F. Mendi, es el autor, en este mismo libro, de la Entrevista a golpe de "tweet" a Gaspar Llamazares.

ESPACIO ECO