Crece la tensión: Israel retira a su embajadora en España tras las últimas palabras de Sánchez

Crece la tensión: Israel retira a su embajadora en España tras las últimas palabras de Sánchez

Netanyahu también llama a consulta a la embajadora española en Tel Aviv después de que Sánchez dijera que tiene "serias dudas de que Israel esté cumpliendo con el derecho internacional humanitario"

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante su reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.Oficina de Prensa del Gobierno de Israel / EFE

Segundo choque diplomático entre Israel y España, una vez más, tras las declaraciones del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las que deslizó que duda de que dicho país y su operación militar estén en los márgenes del derecho internacional. En una decisión muy similar a la adoptada cuando Sánchez aseguró que España podría reconocer unilateralmente a Palestina, Israel ha convocado a la embajadora española a una reunión que han calificado como de "reprimenda", tras dichas declaraciones del mandatario español este jueves en una entrevista. Sin embargo, sí es la primera vez que Irael llama a consultas a su embajadora en Madrid, Rodica Radian-Gordon, lo que lleva la tensión diplomática entre ambos países a un nivel superior. 

En declaraciones a 'La Hora de la 1', Sánchez aludió a la elevada cifra de muertos en la Franja de Gaza dejando claro que tiene "serias dudas de que Israel esté cumpliendo con el derecho internacional humanitario". 

En este sentido, según ha dado a conocer la oficina presidencial de Israel vía comunicado, ha sido el primer ministro, Benjamín Netanyahu, el que "ordenó al ministro de Exteriores, Eli Cohen, que invitara a la embajadora española en Israel", Ana Sálomon Pérez, "a una conversación de reprimenda tras la vergonzosa declaración" de Pedro Sánchez. Y destacan que se produce "el día en que los terroristas de Hamás están matando a israelíes en Jerusalén".

Sánchez condenó una vez más el terrorismo de Hamás en la entrevista

Cabe destacar que Sánchez no dejó solo esa declaración que parece haber vuelto a sacar de sus casillas al Gobierno del mismo Netanyahu que el mandatario español visitó en su primer viaje tras la investidura y haber revalidado el cargo. En esa línea, y preguntado sobre las relaciones entre España e Israel, Sánchez ha arrancado señalando que "los países amigos también tenemos que decirnos las cosas". 

Así, Sánchez ha recordado que "hemos dicho desde el primer momento que lo que hizo Hamás es absolutamente deleznable, execrable" y ha narrado una anécdota de su encuentro anterior con Netanyahu en "el que tuve que visionar durante 20 minutos atentados y crímenes de Hamás en Israel. Les puedo garantizar que fue muy triste, fue muy duro ver las imágenes que nos puso el Gobierno israelí sobre esos atentados con nuestra condena y nuestra repulsa". También con el compromiso del apoyo español para que la insurgencia libere a todos los rehenes capturados en los brutales ataques del 7 de octubre en suelo israelí "sin condiciones" y nada a cambio.

"Con la misma convicción, tenemos también que decirle a Israel que tiene que sostener sus acciones en base al derecho internacional humanitario"

No obstante, Sánchez ha aprovechado ese momento para recordar lo que está sucediendo en la Franja de Gaza, donde los muertos por bombardeos israelíes ya superan las 15.000 personas, 36.000 heridos y unos 7.000 desaparecidos -según cifras del Ministerio de Salud gazatí-. El presidente del Gobierno ha señalado que, "con la misma convicción, tenemos también que decirle a Israel que tiene que sostener sus acciones en base al derecho internacional humanitario". 

Y, precisamente, en ese punto llegó la frase que ha vuelto a irritar a Israel: "Y con las imágenes que estamos viendo y el número creciente, sobre todo de niños y niñas, que están muriendo tengo francas dudas de que estén cumpliendo con ese derecho internacional".

Israel también llama a consultas a su embajadora en Madrid y le pide regresar

Por otra parte, el jefe de la diplomacia israelí, Eli Cohen, también ha informado de que ha llamado a consultas a la embajadora de Israel en España, Rodica Radian-Gordon, con el objetivo de que regrese a su país. "Tras las indignantes palabras del presidente del Gobierno de España, que repite acusaciones infundadas, decidí llamar a la embajadora de Israel en España para que volviera a consultas en Jerusalén", ha avanzado el ministro de Exteriores de Netanyahu en su cuenta de X -antes Twitter-.