Narges Mohammadi, Premio Nobel de la Paz: "El pueblo iraní superará la represión y el autoritarismo"

Narges Mohammadi, Premio Nobel de la Paz: "El pueblo iraní superará la represión y el autoritarismo"

La activista, que está cumpliendo condena en Teherán, se encuentra en huelga de hambre por la falta de libertad religiosa en Irán.

Un retrato de la ganadora del Nobel, Narges MohammadiAnadolu via Getty Images

Este domingo, se ha hecho entrega de los Premios Nobel de este 2023. El de la Paz, en esta ocasión ha sido para la activista iraní Narges Mohammadi, que no ha podido acudir a la ceremonia, dado que se encuentra en la prisión de Evin, en Teherán, cumpliendo condena por subversión.

A la cita, en representación de la activista, han acudido sus dos hijos, Kiana y Ali Rahmani, de 17 años, que se encuentran junto al marido de Mohammadi, Taghi Rahmani, exiliados en Francia. Y se ha leído un discurso que ha escrito Mohammadi desde la cárcel y ha recogido Europa Press. La galardonada se ha mostrado optimista y ha indicado que "el pueblo iraní, con perseverancia, superará la represión y el autoritarismo"

En este sentido, Mohammadi se ha declarado convencida del impacto que tendrá su premio "en la movilización de iraníes por la paz, la libertad y la democracia", ha apuntado en un mensaje que ha escrito "detrás de los altos y fríos muros de una prisión". 

"Soy una mujer iraní que se enorgullece y está honrada de contribuir a esta civilización, que ahora es víctima de la opresión de un régimen religioso tiránico y misógino", ha dejado recogido en su discurso. Y "una mujer encarcelada que, ante el profundo y desgarrador sufrimiento causado por la falta de libertad, igualdad y democracia, ha encontrado la necesidad de su existencia", apostillaba. 

En huelga de hambre

Desde Oslo han puesto el foco, en esta ocasión, en la lucha de las mujeres en el país por alcanzar la igualdad. Y ese es el motivo por el que Mohammadi ha sido la elegida. "Por su lucha contra la opresión de las mujeres en Irán y su lucha para promover los derechos humanos y la libertad para todos", detallaron desde Oslo.

Desde este domingo, tal y como anunciaron este sábado, la activista ha emprendido una huelga de hambre para solidarizarse con la persecución que sufre la minoría religiosa bahaí en Irán, donde se encuentra encarcelada, anunció este sábado su familia.

Su decisión, tal y como apuntó su marido, viene dada por la falta de libertad religiosa en este país asiático. "La discriminación ha sido institucionalizada en Irán, el régimen es una teocracia, es el clero quien nos gobierna", resaltó Rahmani.

También te puede interesar...