BLOGS
27/03/2013 08:19 CET | Actualizado 26/05/2013 11:12 CEST

¿Ha apoyado alguna vez Ada Colau a "colectivos proetarras"?

No es la intención de este blog participar en ese linchamiento a ciegas ni defender ninguna estrategia de coacción venga de donde venga. Tampoco se trata de rebatir opiniones o tomar partido, sino de contrastar el hecho supuestamente constatable al que se refirió Cifuentes: que Ada Colau ha manifestado su apoyo a Bildu y Sortu.

"La señora Ada Colau (portavoz de PAH) y otras personas de la plataforma han manifestado su apoyo a Bildu y Sortu y estos grupos, a mi modo de ver y de muchos españoles, tienen mucho que ver con ETA"

Esta frase, pronunciada por la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, durante una entrevista en Radio Nacional incendió las redes sociales el lunes. Mucho antes de llevar a cabo cualquier trabajo para contrastar la información, partidarios y detractores se lanzaron a insultar, amenazar y fustigar a las dos protagonistas de la historia. No es la intención de este blog participar en ese linchamiento a ciegas ni defender ninguna estrategia de coacción venga de donde venga. Tampoco se trata de rebatir opiniones o tomar partido, sino de tratar de contrastar el hecho supuestamente constatable al que se refirió Cifuentes: que Ada Colau ha manifestado su apoyo a Bildu y Sortu.

Los hechos

Es difícil contrastar una afirmación así por varios motivos. En primer lugar, por su imprecisión. Cifuentes se refirió al apoyo de la activista a Bildu y Sortu como si fuera vox pópuli, un aval de todo el mundo conocido. Pero no es así. Un repaso a las hemerotecas permite comprobar que Colau nunca ha apoyado a estos partidos ni ha expresado simpatía por su programa político. De hecho, en muchas de sus intervenciones ha reivindicado el carácter apolítico de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Decir que "Bildu esté apoyando todas las reivindicaciones de la plataforma antidesahucios" como prueba de la afiliación de Colau a este partido, como hizo Cifuentes, tampoco parece tener mucho sentido. Bildu apoya multitud de causas ecologistas y a nadie se le ocurriría concluir que el portavoz de una ONG ecologista es necesariamente simpatizante de esta formación.

Una idea de por dónde ha podido ir el error de Cifuentes la han dado, entre otros, los periodistas Carmen Pérez-Lanzac en El País y Héctor Juanatey Ferreiro en Eldiario. Ambos han apuntado, como origen de la confusión, el apoyo dado por Stop Deshaucios Bizkaia a una manifestación convocada por decenas de colectivos en Bilbao el pasado 12 de enero en favor del acercamiento de presos etarras al País Vasco y de sus derechos humanos.

La propia Cifuentes ha proporcionado la pista sobre esta dirección al matizar más tarde sus declaraciones y decir que no le gusta nada "el hecho de que Stop Desahucios apoyara explícitamente una manifestación a favor de los presos de ETA". Lo que Cifuentes no ha tenido en cuenta es que Ada Colau no expresó apoyo alguno a Bildu ese día, ni a ETA ni a su entorno ni tuvo absolutamente nada que ver con esa manifestación, básicamente porque, como ha documentado el bloguero Marcelino Madrigal, Stop Desahucios Bizkaia no forma parte de la PAH, de la que es portavoz --que no líder-- Ada Colau.

En la web de la PAH se puede comprobar que en Vizcaya la plataforma colabora con Bizkaia Kaleratzerik Ez, que es uno de los tres colectivos antidesahucios de esa provincia, distinto a Stop Desahucios Bizkaia.

De hecho, en octubre de 2012, cuatro colectivos antidesahucios vascos (incluido Bizkaia Kaleratzerik Ez, que es el que forma parte de la PAH) emitieron un comunicado conjunto desvinculándose de la decisión de Stop Desahucios Bizkaia de dar su apoyo en las elecciones autonómicas a distintos grupos políticos (primero a Ezker Batua Berdeak y más tarde a Bildu).

Los firmantes se desvinculaban de la decisión porque querían dejar claro que se trataba de una decisión individual de la portavoz de Stop Desahucios Bizkaia Marta Uriarte que no tenía nada que ver con el conjunto de colectivos antidesahucios, que "ni se presentaban a las elecciones ni pedían el voto para nadie", en línea con el carácter apartidista del movimiento. Se puede comprobar el comunicado aquí.

No parece que haya constancia, pues, de ningún apoyo documentado de Ada Colau o la PAH a Bildu, por lo que todo indica que Cifuentes se confundió de plataforma.

Un último comentario

Como he comenzado, la intención de este post se limita a tratar de contrastar el supuesto apoyo de Colau a Bildu. Otra cosa es que Cifuentes afirme que "no es tolerable que se usen métodos que son coactivos para lograr una finalidad" o que Colau califique de "estafa generalizada" la actual situación causada por la actual normativa hipotecaria. Todo eso son opiniones que hay que respetar porque forma parte de la libertad de expresión, un derecho que debería ser sagrado en democracia, como la seguridad de las personas o su dignidad.

Nota: El objetivo de este blog es tratar de contrastar con hechos declaraciones exageradas o inexactas. Si escuchas, lees u oyes alguna declaración de este tipo, envíamela por Twitter a @InakiHdez y trataré de contrastarla.