BLOGS
19/07/2018 14:31 CEST | Actualizado 19/07/2018 14:37 CEST

Así se está preparando la primera promoción de asesores científicos en España

El equipo de Ciencia en el Parlamento en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT). Foto: FECYT.

La iniciativa #CienciaenelParlamento y el Congreso de los Diputados celebrarán el 6 y 7 de noviembre de este año un encuentro donde las comunidades políticas y científicas debatirán durante dos días sobre cómo la ciencia puede ayudar en la toma de decisiones políticas. Concretamente, se tratarán 12 temas de gran interés social (cambio climático, envejecimiento, etc.) y sobre cómo el conocimiento científico puede ser de utilidad para el poder legislativo.

Con el objetivo de preparar a la comunidad científica para ponerse a disposición de todos los grupos parlamentarios y preparar la información necesaria de cara a las reuniones que mantendrán con los diputados, #CienciaenelParlamento organizó los pasados días 4 y 5 de julio las jornadas preparatorias "El asesoramiento científico y tecnológico al poder legislativo" en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (MUNCYT), contando con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT). En estas jornadas, los participantes se formaron para realizar labores de técnicos de asesoramiento científico recibiendo una serie de seminarios impartidos por profesionales del asesoramiento científico a nivel local, nacional e internacional y participando en diversos talleres para desarrollar habilidades tanto de identificación y preparación de evidencias como de comunicación con políticos.

Las evidencias y el asesoramiento científico a nivel local puede servir para luchar contra la desigualdad social en las ciudades

En total, se seleccionaron 25 personas de distintos sectores y áreas de la ciencia (Ciencias biológicas y de la salud; Ciencias físicas, matemáticas e ingenierías; Ciencias medioambientales y energía; Ciencias sociales) y procedentes de distintas regiones (Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Castilla y León, Aragón, Asturias, Navarra y Canarias, Estados Unidos y Reino Unido) a través de una convocatoria pública en la que participaron más de 200 candidatos para formarse como técnicos de asesoramiento científico, es decir, personas con una contrastada formación científica con altas capacidades de comunicación e interés por muchas áreas del conocimiento.

Durante el primer día de la jornada y tras una breve presentación de la iniciativa a cargo de Andreu Climent, Eduardo Oliver y Lilian Grigorian, los profesores de ciencias sociales Rubén Sánchez Medero y Roberto Losada de la Universidad Carlos III mostraron algunos ejemplos de cómo las evidencias y el asesoramiento científico a nivel local puede servir para luchar contra la desigualdad social en las ciudades. A continuación, Fernando Simón, portavoz del Comité de la crisis del Ébola, explicó cómo el asesoramiento científico al ejecutivo en España debe realizarse mediante una comunicación transparente, accesible, basada en la evidencia y coherente.

La oficina de asesoramiento científico en el Parlamento del Reino Unido (POST) lleva funcionando más de treinta años y algunas claves de su éxito son la independencia, neutralidad y el rigor a la hora de identificar evidencias.

En representación del asesoramiento científico a nivel europeo, Elvira Fortunato, asesora científica para la Comisión Europea (SAM) y Theo Karapiperis, miembro de la oficina de asesoramiento científico del Parlamento Europeo (STOA), detallaron el funcionamiento del asesoramiento científico en la Comisión y en el Parlamento Europeo, así como el proceso para la elaboración de los informes de evidencias. También se contó con la participación de Lydia Harriss y Chris Tyler, representantes de la oficina de asesoramiento científico en el Parlamento del Reino Unido (POST), que explicaron cómo la oficina lleva funcionando más de treinta años y dieron algunas claves de su éxito como la independencia, neutralidad y el rigor a la hora de identificar evidencias. Posteriormente, todos los ponentes participaron en un debate sobre los retos del asesoramiento científico recalcando la importancia de saber distinguir las opiniones de las evidencias. La primera jornada terminó con seminarios magistrales sobre comunicación científica a cargo de Pampa García Molina (editora jefa de la agencia SINC) y Luis Quevedo (comunicador científico) que ofrecieron algunos consejos para emplear un lenguaje apropiado con un público a priori no científico como los políticos.

Theo Karapiperis, miembro de la oficina de asesoramiento científico del Parlamento Europeo (STOA). Foto: FECYT.

Durante el segundo día de las jornadas, se impartieron los talleres de recogida y presentación de evidencias donde los participantes se dividieron por grupos para tratar cada uno de los 12 temas seleccionados por #CienciaenelParlamento. Durante esta sesión, Sarah Foxen (POST) enseñó a los participantes cómo enfocar un informe de evidencias y presentarlo en un panel a los políticos. Al finalizar el taller, se dieron recomendaciones sobre lo que debe contener un informe de evidencias y se marcó la hoja de ruta de cara a las jornadas de noviembre. Por la tarde, hubo una sesión con diversos especialistas en FECYT: Pilar Rico habló sobre el proceso de políticas públicas y el enfoque desde el mundo político, Izaskun Lacunza aportó la visión de la Comisión Europea para fomentar la ciencia abierta y cercana a la sociedad, y Ana Elorza y Lorenzo Melchor contaron sus experiencias como asesores científicos en las Embajadas de España en Washington y Londres, respectivamente. Por último, las jornadas se clausuraron con una mesa redonda sobre la conexión entre ciencia, sociedad y políticas públicas en la que entre varios expertos y promotores de #CienciaenelParlamento también contribuyó Juan J. Gómez, director de comunicación de la Fundación Cotec.

Además, aprovechando la visita de los asesores científicos del parlamento británico, el equipo de #CienciaenelParlamento y los miembros del POST visitaron el Congreso de los Diputados para reunirse con la nueva Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades y explicar algunos de los objetivos de la iniciativa así como la labor que desempeña la oficina de asesoramiento científico en el Reino Unido.

El objetivo final de esta iniciativa es establecer mecanismos de diálogo y formación entre científicos y políticos para procurar así que las decisiones que se tomen en el proceso de elaboración de leyes y políticas públicas tomen en consideración la evidencia científica disponible sobre el tema en el momento en el que son elaboradas

El objetivo final de esta iniciativa es establecer los mecanismos de diálogo y formación entre científicos y políticos -que ya existen en otros países europeos como Reino Unido, Alemania o Francia- para procurar así que las decisiones que se tomen en el proceso de elaboración de leyes y políticas públicas tomen en consideración la evidencia científica disponible sobre el tema en el momento en el que son elaboradas. De este modo, se puede conseguir también que la investigación conecte más con las necesidades de la sociedad. En palabras de Andreu Climent (promotor de #CienciaenelParlamento), "la ciencia es una oportunidad que debe estar al servicio de la sociedad".

Sarah Foxen (POST) explica cómo enfocar un informe de evidencias y presentarlo en un panel a los políticos. Foto: FECYT

Más información sobre las jornadas y participantes: https://www.fecyt.es/es/noticia/asesores-cientificos-se-preparan-para-llevar-la-ciencia-al-parlamento

Más fotos de las jornadas:https://www.flickr.com/photos/fecyt/albums/72157670883198558

NOTICIA PATROCINADA