BLOGS
30/06/2018 10:15 CEST | Actualizado 30/06/2018 10:15 CEST

Es verano, ¿debería preocuparme por la vitamina D?

Pixabay

Un poco de sol puede hacer mucho bien. Cuando los rayos cálidos golpean tu piel desnuda, tu cuerpo comienza a producir vitamina D, o la "vitamina del sol", como respuesta. Este micronutriente esencial ayuda a mantener nuestros huesos fuertes y nuestro corazón saludable.

En invierno, debido a las escasas horas de sol y el hecho de que durante las mismas estamos casi siempre entre cuatro paredes suele elevar nuestra preocupación por una posible deficiencia de vitamina D. Esto en verano, en un principio, no debería preocuparnos, y menos en España, un país con tantas horas de sol y un estilo de vida en el que prácticamente pasamos todo el verano en la calle, que aunque no estemos tomando el sol directamente en la playa o la piscina, disfrutamos de él de forma indirecta.

La cuestión es que cada vez más de nosotros evitamos el sol y muchas veces lo cambiamos por la sombra de las sombrillas, el uso de protectores solares y los sitios con aire acondicionado, también pueden hacer aumentan las tasas de deficiencia de vitamina D. Se estima que casi tres cuartas partes de las mujeres embarazadas tienen deficiencias de vitamina D, lo que predispone a sus hijos no nacidos a todo tipo de problemas; además, en la actualidad, más de la mitad de los niños carecen de suficiente vitamina D. Y es que los que más se protegen también son los que más necesitan. En todo el mundo, la deficiencia afecta a mil millones de personas.

Está claro que tenemos una gran epidemia en nuestras manos. Los síntomas de la deficiencia de vitamina D pueden no ser obvios, y es fácil suponer que estás obteniendo lo suficiente, pero puede que no sea así.

¿Cuánta vitamina D necesito?

La cantidad de vitamina D que necesitas varía con la edad, peso corporal, porcentaje de grasa corporal, latitud, coloración de la piel, estación del año, uso de protector solar, variación individual en la exposición al sol y, probablemente, cómo de enfermo estés.

Como regla general, las personas mayores necesitan más que los jóvenes, los mayores necesitan más que los pequeños, las personas obesas necesitan más que las delgadas, las personas del hemisferio norte necesitan más que las del sur, las de piel oscura más que las de piel blanca, en invierno se necesita más, las personas con enfermedades pueden también necesitar más que las que están sanas.

En España, un país famoso por el sol y el buen clima, puede sorprender la cantidad de personas que sufren deficiencia de vitamina D. Existe una especie de fobia al sol, nos untamos de cremas, nos tapamos con gorros, nos cubrimos con pañuelos, apenas sacamos la cara al sol, confundiendo protección con ocultación. Es cierto que hay que evitar las horas centrales de sol y protegernos adecuadamente, pero no hay cosa más sana que disfrutar del sol con precaución. Aun así, una forma fácil y asequible de asegurarnos que obtenemos los niveles adecuados de vitamina D sería con la suplementación.

Si tu nivel de vitamina D en sangre es superior a 45 ng / ml se recomienda de 2,000 a 4000 UI por día, dependiendo de la edad, peso, estación, cuánto tiempo estés al aire libre pasa al aire libre, dónde vivas, el color de la piel y obviamente los niveles sanguíneos.

Si el nivel sanguíneo es de 30-45 ng / ml, se recomienda que lo suba a 5,000 de vitamina D3 por día. Mientras que si tu nivel en sangre es inferior a 30 ng / ml, se recomienda que lo subas a 10,000 de vitamina D3 al día. Siempre bajo la supervisión de un médico y luego vuelvas a comprobar tus niveles sanguíneos después de 3 meses. Por lo general, se requieren 6 meses para optimizar los niveles de vitamina D si es deficiente. Una vez que esto ocurre, puedes reducir la dosis a 2.000 a 4.000 UI por día.

¿Cuáles son los síntomas de la deficiencia de la vitamina D?

No hay un patrón claro de síntomas. De hecho, muchas personas permanecen asintomáticas a pesar de los bajos niveles. Pero aquí están los síntomas más comunes:

Fatiga

Dolor muscular general y debilidad

Calambres musculares

Dolor en las articulaciones

Dolor crónico

Aumento de peso

Alta presion sanguinea

Sueño sin descanso

Pobre concentración

Dolores de cabeza

Problemas de vejiga

Estreñimiento o diarrea

¿Qué enfermedades están asociadas con la deficiencia de la vitamina D?

Se ha demostrado que la deficiencia de vitamina D juega un papel en casi todas las enfermedades importantes. Esto incluye:

Osteoporosis y osteopenia

17 variedades de Cáncer (incluyendo mama, próstata y colon)

Enfermedad del corazón

Alta presion sanguinea

Obesidad

Síndrome Metabólico y Diabetes

Enfermedades autoinmunes

Esclerosis múltiple

Artritis Reumatoide

Osteoartritis

Bursitis

Gota

Infertilidad y PMS

Enfermedad de Parkinson

Depresión y desorden afectivo estacional

Enfermedad de Alzheimer

Síndrome de fatiga crónica

Fibromialgia

Dolor crónico

Enfermedad periodontal

Psoriasis

¿Puedo intoxicarme si tomo mucha vitamina D?

Es imposible generar demasiada vitamina D en Tu cuerpo por exposición al sol: Tu cuerpo se autorregulará y solo generará lo que necesita. Aunque es muy raro, es posible que sufra de una sobredosis y se vuelva tóxico con los suplementos ya que la vitamina D es una vitamina soluble en grasa y, por lo tanto, se almacena en el cuerpo por períodos de tiempo más largos. Por lo tanto, si toma 5,000 UI o más diariamente, debe controlar sus niveles de sangre aproximadamente cada 3 meses.

¿Cuál es el nivel de ideal de vitamina D?

El rango ideal para una salud óptima es de 50-80 ng / ml.

¿Con qué frecuencia debo hacerme un análisis de sangre?

Al menos una vez al año, especialmente al comienzo del invierno. Si está suplementando, te sugiero que controles tus niveles de vitamina D aproximadamente cada 3 meses hasta que te encuentre en el rango óptimo. Si toma altas dosis (10,000 UI por día), tu médico también debe controlar tus niveles de calcio, fósforo y hormona paratiroidea cada 3 meses.

Algunos consejos sobre la suplementación

Toma siempre el suplemento de vitamina D con un poco de grasa, ya que es una vitamina soluble en grasa. Si lo tomas con el estómago vacío o sin grasa, no será absorbido, por lo que básicamente estás perdiendo su tiempo (y dinero). Cuando tomes 5,000 UI por día o más, busca fórmulas que incluyan Vit K, ya que los beneficios de la vitamina D se mejoran cuando se combinan con la vitamina K, especialmente cuando se trata de la salud del corazón y la fortaleza ósea.

Síguenos también en Facebook de HuffPost Blogs

ESPACIO ECO