BLOGS
26/06/2015 07:07 CEST | Actualizado 25/06/2016 11:12 CEST

Manuela, Ada, leed esto: las gallinas que entran por las que salen

EFE

Desde Morón de la Frontera (Sevilla), y con el fin de que os suméis a esa iniciativa, estimadas alcaldesas, me piden que os haga llegar información de la actuación ya realizada en Morón para intentar solucionar los problemas de deuda que estrangulan a la mayoría de las corporaciones municipales del Estado. Si José Mota tuviera que resumir la fórmula que pretende aplicar Morón, sin duda lo haría en base a su cómico y veraz teorema: se trata de compensar las gallinas que entran por las que salen.

Hace ahora exactamente un año, la Asamblea Moronera Alternativa (AMA) presentó al Pleno Municipal una atrevida e inteligente moción sobre la quita de la deuda ilegítima del ayuntamiento que ahora pretende convertir en la espoleta de una actuación general a la que invita a sumarse a todos los municipios que se encuentren en la misma situación.

Tras analizar su deuda ilegítima y los intereses que genera, es decir, aquellos endeudamientos que, según la Plataforma por la Auditoría Ciudadana de la Deuda, vulneran "los derechos humanos, sociales, económicos, culturales y medioambientales de una parte de la población en favor de los intereses de una minoría", AMA-Morón llegó a la conclusión de que esa deuda es "impagable".

Impagable, a menos que se aplique el Teorema de Mota. Sobre la base de sus 28.334 habitantes, AMA-Morón calculó cuánto había aportado la ciudadanía de Morón al préstamo sin retorno que los españoles hicimos para rescatar a la Banca. La aportación directa de capital por parte del Estado a los bancos entre 2009 y 2012 ascendió a 57.000 millones de euros, según informe del Tribunal de Cuentas publicado en el BOE de 8.10.14. Quiere esto decir que cada ciudadano español aportó, en forma de capital directo, 1220 euros, y los de Morón, ellos solitos, 34,5 millones de euros.

La deuda bancaria del Ayuntamiento de Morón ascendía en ese momento a 31 millones de euros y la moción consistía en solicitar al Gobierno de España que asumiera como propia esa deuda bancaria, compensando dicha deuda con las aportaciones directas realizadas por los ciudadanos a los bancos. Si esto se hacía, el resultado era automático. Los habitantes de Morón habrían aportado a la Banca casi 3,5 millones de euros más de lo que hoy le reclama la Banca a su Ayuntamiento en concepto de préstamos más intereses.

De poderse llevar a cabo una actuación tan simple como es compensar lo prestado a la banca con lo que se considera deuda municipal con la banca, el resultado sería que Morón no sólo no debe nada, sino que la banca le debería casi 3,5 millones de euros al municipio. Parece retórica financiera o un silogismo contable, pero nada más lejos de la realidad: es una forma perfectamente legal de que la banca asuma y devuelva a los ciudadanos lo que estos le prestaron para salir de la crisis.

Según el concejal de AMA-Morón Isidoro Albarreal, vuestros ayuntamientos, Manuela Carmena, Ada Colau, por su importancia y dimensión, son claves para arropar esta iniciativa a la que estudia ya sumarse el ayuntamiento de Cádiz y a la que están invitados a participar todos aquellos municipios a los que la reforma del artículo 135 de la Constitución en 2011 ha dejado en situación de absoluta servidumbre frente a los mismos bancos a los que prestaron 57.000 millones de euros.

La intención de Isidoro Albarreal y su grupo AMA es promover un primer foro intermunicipal para articular debidamente una batería de mociones similares en todo el Estado español.

Puedes leer AQUÍ la moción presentada para la quita

ESPACIO ECO