BLOGS
06/04/2016 07:00 CEST | Actualizado 06/04/2016 07:03 CEST

'Mediohombre' la arma en internet

lezoBlas de Lezo es un enemigo mortal de la marina inglesa desde que la dejó en ridículo en la batalla de Cartagena de Indias, en 1741. A pesar de ello, los internautas han elegido su nombre en una votación como segunda opción para llamar a un nuevo barco de la marina británica dedicado a la investigación polar.

Era conocido como Mediohombre y también como Ankamotz, pierna corta en euskera.

Un cañonazo se llevó su pierna en la batalla de Vélez-Málaga, en la Guerra de Sucesión, una esquirla de un cañón reventado le provocó el estallido de su ojo izquierdo en Tolón; en el Sitio de Barcelona, una bala de mosquete le acertó en el brazo derecho, que quedó inutilizado. Ese mote de medio hombre venía a cuento, a raíz de los desaguisados provocados por acciones de guerra en su cuerpo.

A pesar de todo, Blas de Lezo y Olavarrieta, un marino guipuzcoano de Pasajes, siguió en la carrera militar que tuvo su culminación en la batalla de Cartagena de Indias en Colombia en 1741.

Ahora, Blas de Lezo que ya dejó entonces en ridículo, a pesar de sus limitaciones físicas, al imperio británico, la ha vuelto a armar pero esta vez en internet.

La marina británica cuenta desde hace unos meses con un nuevo buque de investigación que ha costado 200 millones de libras (251 millones de euros).

Este buque tiene como misión la investigación polar, pero no deja de ser parte del conglomerado oficial de la marina del Reino Unido, y a sus promotores no se les ocurrió otra cosa que dejar que el nombre lo decidieran los internautas por votación. Y se enfrentaron a los peligros de una votación abierta en internet.

Y ahí los promotores de la idea se encontraron con una gran sorpresa porque, para pasmo de todos, el segundo nombre más votado era el de "Blas de Lezo", sugerido por un foro de internet (ForoCoches) que obtuvo cerca de 50.000 votos, hasta que fue retirado por los responsables del escrutinio.

La página web creada para la votación tuvo que ser provisionalmente desactivada la pasada semana dado el éxito de esa actuación inesperada de los internautas.

El hecho de que se propusiera el nombre de Blas de Lezo y que obtuviera semejante apoyo online, no deja de ser llamativo, porque la elección de ese nombre en concreto tiene su miga. Blas de Lezo es un enemigo mortal de la marina inglesa desde que la dejó en ridículo en la mencionada batalla de Cartagena de Indias.

Blas era teniente general de la armada y comandante de la plaza de Cartagena de Indias cuando el 13 de marzo de 1741 se inició la batalla por el control de ese territorio, clave para las intenciones imperiales del Reino Unido.

La armada británica, los famosos casacas rojas que aparecen en la saga de Piratas del Caribe, estaba formada por 195 navíos, 3.000 cañones y unos 25.000 marinos británicos apoyados por 4.000 milicianos de Estados Unidos al mando de Lawrence, hermanastro del presidente George Washington.

Blas de Lezo murió en Cartagena de Indias y fue enterrado en fosa común en un lugar que, con el tiempo, se convirtió en un cine, hoy abandonado.

Se trataba de la mayor flota organizada de la historia. Posteriormente fue superada sólo por la del desembarco de Normandía en la Segunda Guerra Mundial.

La proporción entre los atacantes británicos y los defensores españoles era de uno a diez a favor de los súbditos de la corona británica, porque para defender el estratégico enclave de Cartagena de Indias, cuya pérdida hubiera supuesto la caída en cadena de todos los territorios que entonces dominaba la corona española, Blas de Lezo contaba con unos 3.000 soldados y 600 indígenas, apoyados por la tropa de los seis navíos de guerra de los que disponía la ciudad: el Galicia, el San Felipe, el San Carlos, el África, el Dragón y el Conquistador.

El caso es que después de varias escaramuzas, y gracias a la pericia, experiencia y saber hacer de Blas de Lezo, los británicos fueron incapaces de conquistar la plaza a pesar de su enorme número de efectivos.

Justo al inicio de la batalla, el almirante en jefe británico, Edward Vernon, vio tan segura su victoria, basada en la evidente superioridad numérica, que envió un buque a Inglaterra con la noticia de que la estratégica plaza de Cartagena de Indias había sido conquistada. Entonces no había sms ni whatsapp.

La llegada del buque con semejante noticia fue recibida con alborozo y el rey decidió acuñar una moneda conmemorativa de tan trascendental victoria en la que aparecía el propio Vernon recibiendo las llaves de Cartagena de un arrodillado y compungido Blas de Lezo.

La realidad fue otra, los británicos perdieron la batalla y dejaron en los campos cercanos 5.000 soldados muertos.

Cuando en Inglaterra supieron la verdad, el rey decidió correr un tupido velo y silenciar la noticia. Las monedas conmemorativas fueron retiradas de la circulación y los hechos fueron eliminados de los libros de historia.

El final de este sucedido no es tan heroico. Edward Vernon tiene un monumento funerario en la abadía de Westminster, donde el reino Unido entierra a sus grandes hombres.

Blas de Lezo murió en Cartagena de Indias y fue enterrado en fosa común en un lugar que, con el tiempo, se convirtió en un cine, hoy abandonado.

Triste final para un héroe de película.