BLOGS
22/04/2016 07:38 CEST | Actualizado 22/04/2016 07:38 CEST

Snapchat toma el testigo y corre...

pablo romero La generación Z es la más creativa que nunca haya existido, caracterizada por la capacidad de producir gracias a la proliferación de poderosas herramientas de expresión a su alcance: video, música, texto... y con la que manifiestan el orgullo de su individualidad. Es la celebración de la diferencia, del orgullo de sentirse oídos. Una identidad que adulteran sin complejos hasta deformarla para reírse y jugar con ella.

Todavía con la resaca del décimo aniversario de Youtube y Twitter, un fresquito Snapchat se cuela entre nosotros desafiando desde la Generación Z (nacidos a partir de 1995) hasta aquellos Millennials (nacidos entre 1980-1995)... y les marca el paso.

Esta última plataforma de mensajería instantánea (como Whatsapp o Telegram) que nació con la virtud de que lo publicado desaparecía como máximo a los 10 segundos ha ido incorporando diferentes funcionalidades: filtros, capa de textos, deformación de imágenes y lo último editores. Sí, Snapchat es la red que ha conseguido aunar en un mismo magna digital periódicos (Daily Mail), revistas (Cosmopolitan, National Geographic), canales de TV (CNN, MTV...) y Multichannel Networks (Buzzfeed, Refinery 29). Su último fichaje fue ReCharge, un producto de la factoría Huffington Post. Esta plataforma presenta en el mismo plano todos los soportes tradicionales, buscando el relevo en las plataformas digitales. ¿En qué consiste dicho relevo?

Juguemos a las cinco diferencias:

1. No es internet, es el móvil. Youtube (2005) fue el fruto de la primera hornada de internet. Las imágenes que tenemos asociadas a esta plataforma emergen desde interiores. Los Youtubers irrumpen desde sus habitaciones que muestran como su mejor tesoro: objetos icónicos, narraciones de sus videojuegos, declaraciones de intimidad proclamando al mundo una libertad recién conquistada gracias a internet. Snapchat (2012) nace desde los móviles haciendo gala de frescura desde lugares luminosos y brillantes, su punto de partida es un universo libre que transforman hasta hacerlo suyo.

2. Del video o el texto al video&gráfico&texto. De la webcam del PC salían planos fijos y rígidos. De los teclados salían textos que alimentaban los primeros Facebook y Twitter. Desde las dos cámaras del móvil que alimentan Snapchat se dispone la primera capa de video sobre la que se sobreponen texto, filtros, e incluso gráficas con ingeniosas animaciones. El storytelling personal alcanza una sofisticación inédita hasta la fecha.

3. Plano horizontal contra plano vertical. La televisión y el ordenador son horizontales, el móvil es vertical. El giro de 90 grados marca un salto generacional como lo fue del cine mudo al sonoro, del blanco y negro al color. La narrativa vertical está asociada a la conversación personal, no profesional. El código vertical está asociado a mis colegas, a mis retratos, a mi intimidad. Pasamos del scroll propio de un ratón de ordenador al swipe del pulgar más gestual y ágil. Y además, según comentan sus responsables, el rendimiento no tiene nada que ver: un video vertical se ve 9 veces más que uno horizontal.

4. Lo ajeno contra lo propio. El mundo de Youtube es el de personas que hablan a personas. La declaración del creador de Snapchat en su primer manifiesto no deja lugar a dudas: "Esto no es Kodak, esto es una herramienta de retratar emociones, no sólo imágenes perfectas y bellas". Si Youtube retrata realidades objetivas, Snapchat retrata realidades subjetivas. La distorsión de la realidad que retrata mi móvil junto con los recursos narrativos de los que dispongo, es una invitación a mi individualidad.

5. Millennials contra Zetas. Recientemente, Margaret Czeilsler, estratega de Wildness, presentaba los resultados del mayor estudio realizado en EEUU sobre la Generación Z. La definía como la generación más creativa que nunca haya existido, caracterizada por la capacidad de producir gracias a la proliferación de poderosas herramientas de expresión a su alcance. La Generación Z reinterpreta todo lo que cae entre sus manos para devolverlo con gran energía al universo. El consejo para los que se quieran acercar a esta nueva generación es entender que las marcas, los productos que tradicionalmente pertenecían a sus fabricantes sean puestos a disposición de estos nuevos creadores para que sean compartidos en su propio lenguaje y bajo sus propios códigos. Algo mucho más eficaz que los tradicionales medios de comunicación basados en la publicidad.

Avanzamos un paso más hacia lo virtual frente a lo real. Excelente punto de partida para lo que se nos viene encima: Realidad Virtual, eGaming, Inteligencia artificial... ¿estamos preparados?

EL HUFFPOST PARA IKEA