BLOGS
09/10/2013 18:22 CEST | Actualizado 09/12/2013 11:12 CET

Cuando la 'verdad oficial' del Gobierno es un insulto

2012-09-25-sesioncontrol2_r2_c2.jpgRajoy se atrevió este martes en el Senado a decir a CiU que hay otra verdad al margen de la verdad oficial. Hay que tener arrojo para que un Gobierno experto en construir verdades oficiales que no coinciden con la realidad de la mayoría de los ciudadanos, ose lanzar tales reproches.

A veces las palabras se vuelven contra uno mismo. Rajoy se atrevió este martes en el Senado a decir a CiU que hay otra verdad al margen de la verdad oficial, a propósito de Cataluña. Hay que tener arrojo para que un Gobierno experto en construir verdades oficiales que no coinciden con la realidad de la mayoría de los ciudadanos, ose lanzar tales reproches. Resulta provocador que se jacte de estar en posesión de la verdad al tiempo que en el Congreso la oposición insistía en denunciar las mentiras del presidente en la Cámara por el caso Bárcenas.

Con los sobados conceptos de mentira y verdad sobre la mesa, hemos preguntado a los diputados por las verdades oficiales que más les indignan del catálogo gubernamental. Y eso que las activistas de Femen han estado a punto de monopolizar la sesión de control al irrumpir al grito de "el aborto es sagrado" dejando boquiabiertos a sus señorías. Unos más que otros. Entre lo más comentado, la fuga del diputado próximo al Opus, Martínez Pujalte, que ha salido disparado del hemiciclo en cuanto las activistas han mostrado el pecho. "Procedan... con cuidado", ordenaba un impactado Jesús Posada, presidente de la Cámara, mientras Miguel Ángel Cortés, una de sus señorías más atildadas del PP, recibía un zapatazo en la cabeza, que le ha caído al ser desalojadas de la tribuna las actitivistas.

Tras el shock, la sesión volvía poco a poco a la normalidad con la seguridad de que las protestas desde la tribuna continuarán sucediendo en lo que queda de legislatura como una de la maneras más eficaces para mostrar al Gobierno que sus verdades oficiales tienen un límite, la inteligencia de los votantes. El eufemismo más irritante de hoy ha sido el que ha utilizado Cristóbal Montoro: "Los sueldos no están bajando en España, moderan su crecimiento". "Hasta las estadísticas del Banco de España recalcan que el efecto más palpable de la reforma laboral ha sido la bajada de los salarios. ¿Cómo se puede negar la evidencia con tanto descaro? Lo peor no es que mientan en algún asunto puntual, es que han hecho de la mentira una estrategia" dice Joan Coscubiela, de Izquierda Plural, para el que una de las falsedades más graves es que "Fátima Bañez, en el debate sobre desempleo, afirmase que ningún parado debía preocuparse porque nadie se quedaría sin prestación. Y ya hay tres millones sin ningún tipo de ayuda". La otra mentira que enerva a Coscubiela es que "después de 20 años de encubrir a Bárcenas, Rajoy nos dice que le ha engañado".

Para la socialista Elena Valenciano, lo más descarado son "las veces que dijeron que no iban a meter la tijera ni en la educación, ni en la sanidad, ni en las pensiones. Y es doloroso ver los recortes al cáncer, la implantación del copago sanitario o la retirada de la tarjeta a los inmigrantes. Me enfurece especialmente lo referente a los recortes en las enfermedades, porque la enfermedad nos iguala a todos y siempre se ceban en los más débiles. En las últimas semanas, lo más insultante es que nos tratan de hacer creer que ya estamos saliendo de la crisis. Otra de las cosas que más me han sacado de quicio es aquello de Gallardón de que las mujeres abortamos por la presión social".

Los presupuestos para 2014 resultan para los diputados consultados la prueba de que las promesas del Gobierno son papel mojado. Uxue Barkos, del Grupo Mixto, señala el desmantelamiento de la dependencia "que en el debate de investidura el presidente se comprometió a mantener, junto con las pensiones y la sanidad, pero que en dos años han desbaratado, como queda demostrado en estos últimos presupuestos". Sánchez Llibre, de CiU,recuerda que los impuestos han subido, en lugar de bajar como habían anunciado y se queja de "la falta de respeto con que el Gobierno trata a las autonomías a las que vende margen, cuando lo que está haciendo es recentralizar el Estado". El diputado del PNV, Pedro Aizpiazu, ahonda en esta idea al denunciar "la tremenda invasión que el Gobierno está haciendo del marco constitucional, no sólo en el terreno autonómico. Con esta mayoría absoluta y la complicidad del árbitro, que es el Tribunal Constitucional, se desmorona este marco y nos conducen a lugares desconocidos. Pero aunque no quiero hablar de mentiras porque me suena demagógico -no me he parado a estudiar cuánto ha mentido Rajoy en el tema Bárcenas-, lo que más me indigna es que hayan sido incapaces de reconocer que han tenido que cambiar todas sus promesas iniciales por las políticas que les ha impuesto Europa. Con que reconocieran que no tienen margen de maniobra para cumplir, me bastaba".

Porque lo que para unos son verdades oficiales para el resto son versiones adulteradas, cada vez más descaradas, incluso desvergonzadas, pese al esfuerzo por disfrazarlas con el eufemismo del día. Tu sueldo no ha bajado, solo ha moderado su crecimiento. Y no te sientas insultado, es que malinterpretas la realidad.

ESPACIO ECO