El chef español asesinado en Brasil escapó de una cárcel de Mallorca

El chef español asesinado en Brasil escapó de una cárcel de Mallorca

David Peregrina fue condenado por estafa continuada y apropiación indebida en el año 2012, aunque huyó al país carioca tras cumplir en total menos de dos años de castigo.

Cárcel en Palma de Mallorcadpa/picture alliance via Getty I

El 24 de noviembre saltó una noticia que dejó en shock a todo el mundo, cuando se notificó el asesinato del chef mallorquín, David Peregrina (53 años) y su mujer Erika da Silva (38), en Brasil. 

Según informaron, los hechos tuvieron lugar en el lugar donde se hospedaban, en Os Ribeirinhos, en Porto Seguro, donde un asaltante la emprendió a tiros contra el cocinero y su pareja acabando con sus vidas.

Las circunstancias de los asesinatos conmocionó a propios y extraños, y muchas fueron las preguntas que se plantearon acerca de cuál fue el motivo que propició el suceso o cuál era la relación que compartían las dos víctimas con el asesino. 

Aunque por el momento quedan muchas preguntas sin resolver, con el paso de los días han ido saliendo algunos detalles acerca de episodios anteriores del chef con la justicia española. En ellos, Peregrina fue declarado culpable por diferentes motivos que le llevaron a la cárcel.

Dos delitos por fraude, falsedad documental y apropiación indebida

Según publica el Diario de Mallorca, el chef habría sufrido dos reveses judiciales en forma de condena en marzo de 2012. Uno de ellos le condenó a tres años y nueve de prisión por una estafa continuada entre 2003 y 2004.

Estos hechos se produjeron cuando Peregrina era director de la sucursal de la Caixa Rural, en el municipio de Muro. Con esta trama se apropió de más de dos millones de euros tras cometer actos delictivos con hipotecas fraudulentas.

Pero esta no fue la única mala noticia que le deparó ese mes a Peregrina, ya que el día 22, se sumaría otra sentencia en su contra. En esta ocasión el delito cometido fue el de apropiación indebida y falsedad documental, al sustraer 208.000 euros mientras era gerente del restaurante Ca n'Eduardo, en Palma de Mallorca. La condena ascendió a dos años y nueve meses más de cárcel.

Pero para entonces, Peregrina y su entonces novia ya estaban fugados en Brasil. Algo que hicieron tras ser condenado por la trama de falsas hipotecas. Tras dos años en el país natal de su pareja, decidió regresar a España en 2008, declarándose culpable ante el juez instructor. 

Escapó de prisión tras menos de un año 

Debido al alto riesgo de fuga, el representante de Caixa Rural solicitó su entrada en prisión, como así terminó ocurriendo. El juez condenó a Peregrina a una pena de cárcel entre septiembre de 2008 a diciembre de 2009.

Nada más salir encontró trabajo como gerente en el restaurante Ca n'Edurado, donde comenzó su actividad delictiva muy pronto, siendo juzgado y condenado en el año 2012 por ambos casos, elevándose la pena hasta los cinco años.

De esta forma, en junio de 2014 entró a prisión aunque duró poco, ya que en marzo del año 2015 se fugó durante un permiso y se marchó definitivamente a Brasil, donde montó su propio restaurante.

También te puede interesar...