Los dos soldados nazis detrás de uno de los supermercados de descuento más conocidos de España

Los dos soldados nazis detrás de uno de los supermercados de descuento más conocidos de España

Su imperio continúa vigente pese a fallecer hace más de una década.

Mujer comprando en supermercadoGetty Images

Sus nombres son Karl (nacido en 1920) y Theo Albretch (n. 1922), y pese a haber fallecido en 2010 y 2014 respectivamente, su legado permanece en la actualidad, y parece que se mantendrá durante años. Su historia es una de las tantas curiosidades que caracterizan habitualmente a las épocas de posguerra, en los que emergen ciertos personajes que saben aprovechar la oportunidad y hacerse de oro.

La vida de Karl y Theo estuvo marcada por la II Guerra Mundial, un momento clave en la historia de la humanidad y que supuso un antes y un después en la vida de millones de personas, entre ellas, las de los hermanos Albretch, que tuvieron que acudir al frente, uno (Karl) en la Wehrmachdt y otro (Theo) en el Afrika Korps de Rommel.

Pero no sería hasta una vez finalizada la guerra, cuando ambos pudieron llevar a cabo el proyecto por el cual se harían millonarios, y que a todos les resultará familiar. Hablamos de la cadena de supermercados Aldi, que fue fundada e impulsada por los dos hermanos.

Todo se remonta al año 1946, cuando ambos heredaron el negocio de comida de su madre, al que renombraron como Albretch Lebensmittel. Este fue solo el primer paso que los Albretch dieron en su andadura comercial, con la que pretendieron revolucionar la industria minorista en su país con precios muy bajos en comparación con el resto de establecimientos.

Pero, ¿cómo lograron esa gran fortuna?

Para explicar el éxito sin paliativos que ambos lograron, hay que destacar una de las principales razones: aplicar descuentos directos y llevar una gestión eficiente y minuciosa de costos, siendo este un factor clave a la hora de que Aldi comenzara a despegar y a consolidarse como una de las grandes cadenas del sector. 

Esto les permitió ganar de forma fácil y rápida clientes fieles y leales a la marca. Ya en el año 1962, el supermercado pasó a llamarse definitivamente Aldi (abreviatura de Albretch Discount), y tomaron una decisión totalmente acertada: dividir la empresa en Aldi Nord y Aldi Sud, algo que les permitió expandirse rápidamente.

Otra de las claves del éxito de Aldi radican en su forma de comerciar, ya que hasta día de hoy, continúan centrándose en marcas blancas y un surtido limitado de productos. Además, el tener una infraestructura simplificada, les permitió expandirse a nivel internacional en la década de los 60, gracias a una manera de trabajar única y un marketing muy acertado.

  Hermanos Albretch

Y aunque podría pensarse que el éxito obtenido o la separación entre norte y sur, podrían hacerles cambiar su filosofía, no fue así. Ambos respetaron lo que habían acordado inicialmente y no cotizaron en bolsa, algo que les permitió mantener la propiedad en manos de la fundación privada que incluía a los herederos de los hermanos.

La fuerza de nuestro futbol
Un proyecto de Santander

Actualmente, la fortuna de la familia Albretch es de nada menos que 15.900 millones de dólares, ubicándose así en el puesto número 118 de los máximos millonarios del mundo. Todo ello pese a descender tres puestos por culpa de la pandemia y postpandemia