Manda analizar a un laboratorio una muestra de la carne de kebab de Mercadona y este es el resultado

Manda analizar a un laboratorio una muestra de la carne de kebab de Mercadona y este es el resultado

La conclusión es clara. 

Carne kebab de MercadonaMercadona

El nutricionista Roberto Vidal ha compartido en su cuenta de TikTok los resultados que ha obtenido de mandar a analizar la carne de kebab de pollo de Hacendado, la marca blanca de Mercadona. 

El objetivo de este experimento es analizar los valores nutricionales "y comprobar si estos corresponden a los declarados en el etiquetado". Vidal hizo un vídeo hace un año en el que se quedaba "del empeoramiento de la calidad de este producto" ya que se encontró "mucha más grasa e incluso trozos de piel". 

Dice que a raíz de su vídeo, que se viralizó por toda España, el gigante valenciano retiró el producto temporalmente "para mejorarlo y luego lo reintrodujo": "He podido comprobar que sí hubo una cierta mejora pero sigue dudosa la cantidad de grasa". 

Por todo esto ha decidido mandar el producto a ser analizado para ver si realmente cumple con el etiquetado. Lo que ha hecho es comparar los valores nutricionales declarados por el fabricante y el resultado en laboratorio. 

En cuanto al valor energético, Mercadona declara 191 calorías y el resultado del laboratorio ha sido de 204, es decir, 13 más. "No es una diferencia significativa", ha comentado. 

Antes de pasar a los macronutrientes ha querido recordar que para que el producto "sea interesante" debe tener "la máxima cantidad de proteína posible, una cantidad despreciable de carbohidratos y la mínima cantidad posible de grasas". 

Sobre los carbohidratos, Mercadona declara 2,7 gramos y el resultado en laboratorio ha sido inferior a 0,5 por lo que, en este caso, "Mercadona sale beneficiado". 

Respecto a las proteínas, el supermercado declara 22,4 gramos y el laboratorio de 20,5 gramos. Es decir, 1,9 gramo menos. Algo que para el nutricionista es "un resultado decepcionante pero que no incumple la normativa". "El reglamento establece un margen de tolerancia admisible del 20%, en este caso tenemos un -10 de proteínas, por tanto, es un resultado lamentable pero legal", ha apostillado. 

Por último las grasas. Mercadona declara 10 gramos por cada 100 de producto y el laboratorio dice que en realidad son 14,5, es decir, "un 45% más y por tanto no cumple con la normativa". 

Como conclusiones ha dicho que es "un desastre" pero que pensaba que "iba a ser mucho peor": "No me quiero imaginar si hubiese hecho el análisis antes de la reformulación, saldría un 25% o un 30% de grasa". 

"No creo que haya una intencionalidad por parte de Mercadona de engañar al consumidor simplemente una incompetencia del trabajador que está detrás del producto. Lo que es una vergüenza es que tenga que venir un nutricionista de pacotilla a gastarse su dinero de su bolsillo para realizar una tarea que es competencia de Mercadona", ha zanjado. 

También te puede interesar...