NOTICIAS
12/06/2012 13:30 CEST | Actualizado 12/06/2012 13:36 CEST

Eurocopa 2012: A vueltas con el césped del estadio de Gdansk

AFP

El empate a uno de España ante Italia dejó dos temas para el debate: la necesidad de jugar con un delantero y el estado del césped del estadio de Gdansk.

Este segundo asunto ha molestado especialmente a los jugadores, que tras el partido se quejaron amargamente de lo seco que se encontraba el campo. Lo hizo Iniesta en los micrófonos de Telecinco: "El campo estaba seco y dificultaba la circulación. Ver el campo en estas circunstancias dificulta el juego. Para el aficionado no es lo mejor". "Ya nos hemos quejado al principio del partido. Ha habido una en la primera parte en la que Iniesta ha controlado y la ha mandado alta, cuando normalmente en esa jugada la bola habría salido rasa", añadía Torres poco después. Xavi fue uno de los más críticos: "Hay que regar los campos para que se pueda ver el espectáculo del que tanto habla la UEFA. Ya no es una queja porque nos perjudique a nosotros, es que afecta al espectáculo".

Tanto es el disgusto con la hierba, que la selección presentará una queja formal ante la UEFA para pedir que se riegue el campo de cara al próximo partido ante Irlanda, según informa el diario Marca.

Sin embargo, desde la Federación de Fútbol Polaca se defienden y aseguran que el terreno de juego "estaba perfecto" y que no se regó a instancias de los italianos. "El césped estaba a su altura perfecta. Normalmente el campo se riega antes del partido, pero para ello necesitas la aceptación de los dos equipos. España quería, pero Italia se opuso a que se regara", ha dicho el presidente de la Federación Polaca, Grzegorz Lato, a una radio local, citada por la agencia Reuters.

Pero las explicaciones de los polacos no satisfacen a la selección, que según adelanta SportYou, no se entrenará en el estadio de Gdansk para no perjudicar aún más el estado del césped:

La selección española se entrenará mañana en Gniewino a las 10:30 horas. Los hombres de Vicente del Bosque se trasladarán por la tarde al estadio de Gdansk para dar la rueda de prensa previa al partido contra Irlanda.

Desde Italia, el vicepresidente de la Federación Italiana de Fútbol, Demetrio Albertini, ha admitido que fue él quien pidió que no se regara el campo, según informa el diario Marca:

"Yo dije que no se regara. Se hizo 75 minutos antes de que empezara el encuentro, antes del calentamiento, pero no queríamos que se regara 15 minutos antes. No entiendo todo esto. Nosotros no estamos acostumbrados a jugar en campos tan mojados y tan rápidos. Ni nosotros ni muchos otros equipos. No es nada contra España. Es una norma de la UEFA que nos lo permite"