ECONOMÍA
06/07/2012 15:03 CEST | Actualizado 06/07/2012 15:03 CEST

Mario Monti aprueba un recorte de 4.500 millones en administración, sanidad y educación

Getty Images

El Gobierno de Italia ha aprobado un recorte en el gasto público de 4.500 millones de euros. Estas nuevas medidas de austeridad afectan directamente a la sanidad, la administración pública y a la educación. Con este nuevo tijeretazo, Mario Monti, el primer ministro italiano, aspira a conseguirretrasar hasta julio de 2013 una subida del IVA de dos puntos, con la que pretendía financiar la reconstrucción de la región de Emilia-Romagna, azotada por dos terremotos la pasada primavera.

Los nuevos recortes en Italia son muy similares a los realizados en el último año en España donde se prentende acabar con el "despilfarro", según ha declarado Monti . Sobre todo, en lo que se refiere a la sanidad, la administración pública, donde el gobierno italiano prevé reducir a la mitad el número de provincias, actualmente de 110, a través de fusiones y uniones.

La reducción de empleados públicos se llevará a cabo principalmente congelando las contrataciones y a través de planes de jubilaciones anticipadas. Además, algunos trabajadores serán enviados a sus casas con el 80% del salario, en lugar de ser despedidos o jubilados.

"Los recortes no afectarán de ninguna manera a la calidad de los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos, sino que contribuirán a mejorar su calidad y eficiencia", ha dicho el primer ministro italiano a la prensa.

Sin embargo, este recorte del gasto público le enfrenta aún más a los sindicatos, que ya habían amenazado al gobierno de Il professore con convocar una huelga general por la reforma laboral aprobada el mes pasado.

La reducción del gasto público aumentará hasta los 10.500 millones de euros en 2013 y hasta los 11.000 en 2014. En el primer trimestre de este año, el déficit público se situó en el 8%, un punto más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Otro de los ámbitos sobre los que el Gobierno intervendrá con este decreto ley es el de la Sanidad, con la reducción de los gastos ligados a la compra de bienes y servicios y con rebajas en el gasto farmacéutico.

NUEVOS TIEMPOS