POLÍTICA
17/07/2012 14:54 CEST | Actualizado 27/03/2019 15:56 CET

Los funcionarios no cesan en su protesta contra los recortes

J.J Guillén / EFE

El colectivo de funcionarios sigue sin dar tregua en su lucha contra los recortes anunciados el pasado viernes. Después de un fin de semana cargado de concentraciones y reivindicaciones, los trabajadores públicos han vuelto a protagonizar una jornada más de queja y rechazo a las medidas adoptadas por el Ejecutivo, que prevén, entre otras, la eliminación de días libres o la supresión de la paga extra de navidad a este colectivo.

A los médicos, bomberos, profesores y personal administrativo se le han unido unos colectivos que, hasta ahora, habían mantenido un perfil mucho más bajo en sus reivindicaciones: La Guardia Civil, la Policía e incluso el Ejército ya han anunciado protestas y movilizaciones.

A las diez de la mañana, un centenar de agentes de la Policía Nacional, sin uniforme, se ha concentrado a las puertas del complejo policial de Canillas (Madrid), donde se celebraba un un acto de presentación de nuevos agentes para la capital. Al evento han acudido diversas personalidades, como la alcaldesa Ana Botella o el director general de la Policía Ignacio Cosidó, que han sido recibidos entre bocinazos y al grito de "fuera, fuera" a su llegada. Los agentes se han dirigido al lugar pensando que acudiría el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, si bien al final no ha aparecido.

Los demás funcionarios también se han hecho notar, cortando por tercer día consecutivo diversas calles al mediodía.

Los trabajadores de los Ministerios de Empleo, Fomento y Medio Ambiente han interrumpido el tráfico de la Castellana a la altura de Nuevos Ministerios durante unos 15 minutos. Los funcionarios han mostrado su descontento al grito de "Quiero mi paga" o "Dimisión" y con pancartas en las que se podía leer "Próximo parado, un diputado".

Los asalariados del Ministerio de Sanidad han parado el tráfico a la altura del Paseo del Prado, mientras que los de Industria, Energía y Economía han hecho lo propio en la Plaza de Cuzco. También se han registrado cortes en la calle O'Donnell, a la altura del Hospital Gregorio Marañón.

Otros 300 funcionarios, la mayoría pertenecientes al Ministerio de Justicia, han optado por protestar delante de la sede del PP, en la Calle Génova. Los trabajadores, enfundados en camisetas amarillas, han cortado el tráfico delante de la sede popular, mientras coreaban "Nuestro dinero, se lo dais a los banqueros".

En Barcelona, unos setenta parados han ocupado una oficina del Servicio de Ocupación de Cataluña para denunciar los recortes en las prestaciones por desempleo. Una dotación de los Mossos d'Esquadra se ha personado en la oficina, aunque por el momento no ha procedido a desalojar a los manifestantes, que mantienen una actitud pacífica.

Las protestas del martes, no obstante, no acaban aquí. Los sindicatos CSI-F, UGT y CCOO han convocado para las siete de la tarde una concentración delante del Ministerio de Hacienda, situado en el numero cinco de la calle Alcalá.