POLÍTICA
21/07/2012 20:27 CEST | Actualizado 21/07/2012 20:41 CEST

La Guardia Civil, "perpleja" por la libertad bajo fianza de dos de los grapos por el secuestro de Cordón

ÁNGEL DÍAZ / EFE

La decisión del juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez de dejar en libertad bajo fianza a dos de los tres miembros de los GRAPO detenidos por su relación con el secuestro del empresario Publio Cordón ha causado "perplejidad" y "sorpresa" en los investigadores de la Guardia Civil.

Así lo han asegurado a la agencia EFE fuentes del instituto armado, que consideran que había indicios suficientes para que el magistrado hubiera decretado el ingreso en prisión sin fianza para ambos terroristas, debido a su implicación en el secuestro del empresario zaragozano, en junio de 1995.

Al mismo tiempo, han mostrado su "indignación" por la decisión de Gómez Bermúdez de abrir diligencias por revelación de secretos tras la publicación en los medios de comunicación de diversos datos relacionados con el secuestro. Remarcan, en cualquier caso, su respeto hacia la profesionalidad de los jueces, aunque insisten en que les gustaría que se respetara igualmente el trabajo desarrollado por la Guardia Civil durante los últimos 17 años.

RESPONSABLES

Las fuentes subrayan que no pretenden sustituir el papel del juez, pero recuerdan que los terroristas Manuela Ontanilla Galán y Vicente Sarasa Cecilio, aunque inicialmente sólo participaron en el cobro del rescate, sí formaban parte del comando responsable de la captura y desaparición de Cordón.

Aseguran además que si bien los dos grapos se han negado a declarar en la Audiencia Nacional, el juez instructor podría haber agotado el período legal de detención antes de decretar su libertad bajo fianza, fijada por Gómez Bermúdez en 10.000 euros.

Con la detención de estos tres integrantes de los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO), y de María Victoria Gómez Méndez, que declarará la semana próxima, el Ministerio del Interior considera completamente aclarado el secuestro de Cordón, a falta de hallar su cadáver.

INDIGNACIÓN DE LA FAMILIA

La familia de Publio Cordón también ha manifestado su "indignación" y "rabia" por la decisión del juez. María Cordón, una de las hijas del empresario, ha indicado en declaraciones a Europa Press: "No entendemos esa decisión del juez, nos ha sorprendido muchísimo, no lo esperábamos". Ha añadido que "ha sido un jarro de agua fría para nosotros, en estos momentos siento mucha impotencia y rabia".

También ha dicho que la Guardia Civil ha estado trabajando durante años, labor que ha agradecido y alabado. "Ahora, en una mañana, se han echado por tierra sus investigaciones y no se comprende que el juez diga que deja en libertad a dos de los detenidos porque no existe riesgo de fuga".

ESPECIAL PUBLICIDAD