INTERNACIONAL
28/07/2012 11:16 CEST | Actualizado 28/07/2012 11:22 CEST

El régimen sirio lanza una gran ofensiva para recuperar la ciudad de Alepo

STR / EFE

Las fuerzas del régimen sirio han puesto en marcha una gran ofensiva contra los rebeldes en Alepo, la segunda ciudad más importante de Siria, crucial para el conflicto, a donde en los últimos días llegaron refuerzos militares para recuperar los barrios bajo dominio de la insurgencia.

El activista Hisham al Halabi explicó a la agencia EFE que las tropas gubernamentales están bombardeando con tanques y aviación militar, sobre todo Mig 21 de fabricación rusa, los distritos de Salahedín, Seif al Daula y Al Sukari. Los tanques tratan, además, de irrumpir en los barrios que están controlados por los rebeldes apoyados por bombardeos aéreos, lo que ha desembocado en violentos combates entre ambos bandos.

Pese a la llegada de refuerzos militares del régimen y el armamento más ligero con el que cuentan los rebeldes, el activista consideró que la insurgencia no está en desventaja. "El Ejército Libre Sirio (ELS) está bien equipado y situado estratégicamente en Alepo, mientras los refuerzos gubernamentales que llegaron a la ciudad fueron dañados por el camino por los rebeldes", subrayó el activista de la Comisión General de la Revolución.

En su página de Facebook, los rebeldes informaron de estos enfrentamientos y bombardeos, así como de la destrucción de al menos ocho tanques del régimen, en esta operación que han bautizado "la madre de las batallas".

TEMOR A UNA MASACRE

La lucha por el control de Alepo, a 355 kilometros al norte de Damasco, ha despertado el temor en la comunidad internacional a que se produzca una masacre, como han apuntado Washington, Londres y París.

"Escaramuzas en las calles de Alepo. He viso a varios combatientes del Ejército Libre Sirio heridos y muertos. Los rebeldes están muy nerviosos", escribió en su cuenta de Twitter el periodista de la BBC Ian Pannell, presente en la zona. La localidad estaba ya sitiada este viernes por los tanques del régimen de Bachar al Asad mientras llegaban más refuerzos militares, según el "número dos" del ELS, Malek Kurdi. "Estoy seguro de que van a lanzar una gran ofensiva", afirmó el alto mando rebelde desde Alepo.

Ante el aumento de la violencia, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, acusó este viernes al régimen de Al Asad de arrasar zonas controladas por la oposición sin tener en cuenta la suerte de la población civil que las habita.

Pillay denunció los bombardeos de artillería y aéreos, la irrupción de tanques en los centros urbanos y las ejecuciones sumarias, al tiempo que manifestó su preocupación por "la probabilidad" de enfrentamientos a gran escala en Damasco y Alepo.

NUEVOS TIEMPOS