POLÍTICA
23/11/2012 14:26 CET | Actualizado 23/11/2012 22:13 CET

Anónimos contra Artur Mas: Uno con cargo de conciencia después de ver Salvados y otro que acusa a las FAES

SUP

En el informe que este viernes ha sido difundido por el sindicato policial SUP, en el que se recogen las acusaciones de corrupción de Artur Mas en el caso Palau, los protagonistas son los anónimos: las acusaciones contra el presidente de la Generalitat se basan en dos cartas anónimas, fue remitido a El Mundo de forma anónima y ha sido facilitado al sindicato anónimamente.

En una rueda de prensa, el secretario general del SUP, José Manuel Sánchez Fornet, ha considerado que el informe se hizo realmente por policías y "alguien decidió" que no se incorporara a ninguna causa judicial y se quedara "durmiendo en un cajón". Del mismo modo que alguien anónimamente decidió supuestamente taparlo, alguien de forma anónima lo remitió al diario El Mundo con el consecuente revuelo mediático en torno al "informe fantasma".

LEE EL INFORME COMPLETO EN PDF.

En el escrito, remitido al juez, solo aparece el nombre del presidente de la Generalitat Artur Mas en dos ocasiones: dos menciones anónimas.

ARREPENTIDO TRAS VER 'SALVADOS'

La primera la de un empresario retirado que tras pasarse el fin de semana viendo la televisión "el programa Salvados de la Sexta y el Informe Semanal del sábado" tuvo cargo de conciencia y se lanza a confesar irregularidades de una de las empresas implicadas en las comisiones ilegales del llamado 'caso Palau'.

"Pregúntenle al Sr Artur Mas, seguro que sabe más que yo, especialmente después de vender la gestión del agua potable de Barcelona para los próximos 50 años. Yo no creo que el responsable de accionas, solo fuera por tierras brasileñas en busca de financiación, quizás también le vino bien dejar por allí alguna cuenta con una elevadísima comisión, a nombre de un grande de Cataluña".

La segunda es otra misiva sin remitente conocido dirigida a los Mossos en 2011. Una carta "muy explicativa" que revelaba el supuesto entramado empresarial de la familia Pujol, "las comisiones que recibía el padre de Artur Mas en Liechtenstein por llevar dichas sociedades de las que una parte desviaba a su hijo".

Eso sí, de esta misiva no hay ni rastro aunque "existe la promesa de entrega de la misma" por parte de "alguno de los Mossos d'Esquadra" que supuestamente se habrían rebelado por que no se investigaran estas cartas.

Un tercer anónimo recogido en el informe y fechado en 2008 hace referencia a irregularidades en el Palau de la música. Una de las citadas es que la Fundación FAES, vinculada al PP y presidida por el expresidente José María Aznar, obtuvo una comisión de 1,8 millones de euros por las obras en el Petit Palau.

El informe fantasma no tiene fecha, ni sello, ni autor conocido ni nadie que se responsabilice de él. El departamento de asuntos internos de la policía investiga ahora quién filtró el misterioso documento.