POLÍTICA
17/12/2012 14:55 CET | Actualizado 16/02/2013 11:12 CET

Un hombre acuciado por las deudas económicas se quitó la vida este sábado en Málaga

Facebook

Las deudas han podido con otra persona que se ha quitado la vida tras recibir una orden de desahucio. Pese a que había logrado pactar la dación en pago de su vivienda, un hombre de 47 años se quitó la vida este sábado en Ardales (Málaga). Estaba casado y tenía dos hijos.

Según fuentes municipales, el hombre llevaba ya tiempo en paro y las deudas le tenían agobiado, razón por la que decidió ahorcarse en su hogar. Su cuerpo fue incinerado este domingo.

Precisamente en Málaga, dos días antes se quitó la vida una mujer tras recibir una carta de embargo del banco.

MÁS CASOS

En los últimos meses al menos tres personas más se han quitado la vida cuando estaban a punto de ser desalojados de sus viviendas por impago. El primer caso se produjo el pasado 25 de octubre en Granada, cuando un hombre de 53 años fue hallado ahorcado el mismo día que se iba a ser desahuciado de su vivienda.

El caso más que más impacto generó fue el de la exconcejal del PSE Amaya Egaña, que se quitó la vida a los 53 años antes del desalojo de su casa.

NUEVOS TIEMPOS