NOTICIAS
08/03/2013 12:26 CET | Actualizado 08/03/2013 12:27 CET

Rudy Fernández, agredido por seguidores del Zalgiris al término de un partido de la Euroliga

Twitter

La Euroliga de baloncesto ha anunciado que ha abierto una investigación sobre los incidentes que tuvieron lugar después de la victoria en la prórroga este jueves del Real Madrid ante el Zalgiris Kaunas (104-105), en los que el escolta Rudy Fernández fue agredido por dos aficionados lituanos.

"El Real Madrid ha informado del incidente y se están preparando todos los documentos relativos a una presunta agresión por los aficionados contra el jugador Rudy Fernández. La supuesta agresión se produjo cuando el Real Madrid subía al autobús del equipo después del partido", reza el comunicado del organismo continental.

Por ello, la Euroliga ha pedido al Zalgiris Kaunas "proporcionar su propio informe oficial de los hechos, incluidos los detalles de los procedimientos de seguridad". Los informes de ambos equipos, además de información adicional de fuentes como la policía de Kaunas, serán remitidos a la Euroliga para que el Juez Disciplinario proceda a su posterior investigación.

"La Euroliga condena toda violencia, dentro o fuera de la cancha, muy lejos de la deportividad mostrada por la gran mayoría de los jugadores y aficionados", concluye el escrito.

UN PUÑETAZO

El escolta balear, que no pudo disputar los últimos minutos por unas molestias físicas, fue agredido al término del partido por dos aficionados que pudieron sortear el control de seguridad para acceder a la zona de jugadores, informó Onda Madrid.

Además, Rudy Fernández -que recibió un puñetazo- pudo zafarse de los agresores gracias a la seguridad privada del Real Madrid, que impidió que se volviesen a acercar al exjugador de la NBA. El golpe rompió los auriculares del mallorquín, según explican fuentes presenciales, que añaden que la seguridad del club lituano era completamente nula.

La afición local terminó molesta por la victoria merengue, pero sobre todo tras el partido de ida, en el que Rudy fue sancionado por la Euroliga. El escolta realizó un gesto antideportivo y parece que estos dos seguidores del Zalgiris no lo han olvidado y decidieron tomarse la justicia por su mano.