POLÍTICA
09/04/2013 12:18 CEST | Actualizado 09/04/2013 19:25 CEST

El rey mantuvo varias conversaciones con el emir de Catar antes del fichaje de Urdangarin

GTRES

El rey ha mantenido en los últimos días varias conversaciones telefónicas con el emir de Catar, el jeque Hamad bin Jalifa al Thani, a quien le une una estrecha amistad, han confirmado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Don Juan Carlos llamó al emir el pasado 2 de abril y ambos hablaron de las relaciones bilaterales y otros temas de interés común. Los dos conversaron de nuevo "ayer y hoy", según ha confirmado esta mañana el embajador de Catar en Madrid, Hamad Bin Hamad Al-Attiya.

En declaraciones a Europa Press el embajador ha afirmado desconocer si ambos habían hablado del posible fichaje de Iñaki Urdangarin como asistente de Valero Rivero, que acaba de terminar su contrato como técnico de la selección española de balonmano y tiene una oferta para entrenar a la selección catarí.

ZARZUELA: HABLARON DE NEGOCIOS

Según un portavoz de la Casa Real, el monarca y el emir hablaron de la empresa pública española Navantia y de su venta a la Marina catarí. Estas fuentes aseguran que las conversaciones son continuación de una carta que el monarca envió al emir, a quien le une una estrecha amistad, el pasado 1 de marzo, para informarle de que Navantia se había presentado a un concurso abierto por la Marina de Catar para la compra de cuatro corbetas, seis patrulleras y un barco de apoyo.

En esa misiva, el jefe del Estado subrayaba a su colega la "importancia" que esta venta tendría para Navantia, que atraviesa una situación compleja, le hablaba de la estrecha relación hispano catarí y le pedía que tuviera en cuenta estos elementos a la hora de adjudicar el contrato. Según ha ido avanzando el proyecto, Juan Carlos ha hablado con el emir últimamente "varias veces sobre este tema", como hace habitualmente el monarca con otros países donde hay intereses españoles en juego, ha añadido la misma fuente.

Sin embargo, desde Zarzuela no aclaran si el rey habló o no con el emir del posible fichaje de su yerno, Iñaki Urdangarin, como ayudante del previsible nuevo entrenador de la selección catarí de balonmano, Valero Rivera, que acaba de terminar su contrato con la selección española.

SIN PROBLEMAS CON URDANGARN

El embajador, que ha reconocido haberse enterado de la noticia "por la prensa", no ha sabido indicar si el pueblo catarí se sentirá "orgulloso" de recibir a Urdangarin y a la Infanta Cristina como próximos residentes en el país a pesar de la imputación de ambos en el 'caso Nóos'.

Tras indicar que el pueblo catarí acostumbra a "separar el deporte de la política", ha precisado que si en España existiera una "objeción oficial" a que Urdangarin pudiera trabajar en Catar, las autoridades cataríes también se opondrían, pero si no es el caso, el emirato no tendría ningún problema con la presencia de la familia Urdangarin-Borbón.

EL HUFFPOST CON ROYAL CANIN