INTERNACIONAL
12/04/2013 09:41 CEST | Actualizado 12/04/2013 09:41 CEST

Mujica pide perdón por llamar a Cristina Fernández "la vieja" y a Néstor Kirchner "el tuerto"

El presidente de Uruguay, José Mujica, ya ha entregado a su homóloga argentina, Cristina Fernández, la carta en la que le pide perdón por sus comentarios sobre ella y sobre su difunto marido y antecesor en el cargo, Néstor Kirchner.

Fuentes diplomáticas han revelado al diario uruguayo El País, que el embajador argentino en Montevideo, Dante Dovena, ya ha entregado el sobre cerrado a Fernández.

"Si viene la carta, bienvenida sea -siempre hay que favorecer el diálogo-, pero no tengo ninguna noticia", ha dicho, por su parte, el ministro de Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, en declaraciones recogidas por la emisora Del Plata.

"LA VIEJA" Y "EL TUERTO"

La polémica se desató el pasado 4 de abril, cuando Mujica dijo en una rueda de prensa que "esta vieja es más terca que el tuerto", en alusión a Fernández y a Kirchner, según ha explicado posteriormente su Gobierno, porque desconocía que los micrófonos estaban abiertos.

No obstante, apenas dos días después, la revista uruguaya Lento publicó una entrevista a Mujica en la que éste describe al que fuera su homólogo argentino como una persona "difícil" y "bastante soberbia". En respuesta, Timerman convocó al embajador uruguayo en Buenos Aires, Guillermo Pomi, y le entregó una carta en la que expresa el 'profundo malestar' su 'profundo malestar' por las palabras 'denigrantes' de Mujica sobre Kirchner, que tachó de 'inaceptables'.

Mujica ha anunciado este jueves que enviaría una carta a su homóloga argentina para disculparse por sus comentarios, pero que no difundiría su contenido, ya que prefiere que sea Fernández quien "la haga pública, si lo considera conveniente".

Después, ha pedido perdón públicamente. "Debo pedir sentidas disculpas a quienes pude lastimar por mis dichos", ha dicho, al tiempo que ha atribuido sus declaraciones a la forma de hablar "áspera" y "canera" (carcelaria) que tiene como consecuencia de los 14 años que pasó encarcelado durante la dictadura uruguaya (1973-1985).