ECONOMÍA
19/04/2013 12:47 CEST | Actualizado 19/04/2013 12:47 CEST

El Tribunal Supremo confirma la sentencia que anulaba el indulto a Alfredo Sáenz

EFE

El Tribunal Supremo no da marcha atrás en el caso de Alfredo Sáenz. Ha confirmado su sentencia en la que anulaba parte del indulto concedido al consejero delegado del Banco Santander por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2011.

Tras esta decisión, Sáenz podrá recurrir en amparo al Tribunal Constitucional. En su providencia, el Supremo rechaza el incidente de nulidad que el banquero interpuso para pedir la suspensión de dicha sentencia al considerar que no se ha vulnerado su derecho a una tutela judicial efectiva.

"Lo que la parte recurrente pretende en realidad es una reconsideración jurídicamente inviable de las cuestiones de fondo debatidas en el proceso y examinadas" ya por el Supremo en su sentencia, un modo de actuar que "responde a un uso indebido de ese remedio procesal para un fin distinto del que le es propio", sostiene el Supremo.

LOS ARGUMENTOS DE SÁENZ

El directivo del Banco Santander defendió en su escrito que se produjo un "exceso" por parte del Tribunal Supremo al juzgar y anular parcialmente un indulto del Gobierno, "invadiendo indebidamente mediante la fiscalización jurisdiccional un núcleo decisorio reservado al poder ejecutivo".

A su juicio, realizó una "irrazonable" aplicación del ordenamiento jurídico "en la medida en que la interpretación y aplicación de la normativa de indulto impide materialmente el ejercicio de la prerrogativa de indulto por parte del Gobierno respecto de la pena accesoria impuesta, al frustrar su resultado, haciéndose una irrazonable distinción entre pena y condena penal".

SU FUTURO, EN MANOS DEL BANCO DE ESPAÑA

Esta confirmación de la sentencia se produce una semana después de que el Gobierno aprobara el decreto que incorpora a la legislación española los criterios de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) sobre la honorabilidad de los cargos en las entidades financieras, lo que permitirá que Sáenz pueda seguir ejerciendo a pesar de haber sido condenado.

A partir de esta norma, será el Banco de España el que determinará la honorabilidad de un banquero o miembro de un consejo de administración de una entidad financiera.

Con el decreto ya aprobado por el Ejecutivo, el Banco de España ha archivado el procedimiento que abrió en febrero para decidir sobre el futuro del banquero y ha reabierto esta semana el proceso administrativo.

ESPACIO ECO