POLÍTICA
12/04/2013 17:05 CEST | Actualizado 12/04/2013 17:05 CEST

El Gobierno aprueba el decreto que permite salvar a Alfredo Sáenz

EFE

El Gobierno deja en manos del Banco de España el futuro de Alfredo Sáenz como consejero delegado del Banco Santander. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes incorporar a la legislación española los criterios de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) sobre la honorabilidad de los cargos en las entidades financieras, lo que permitirá que Sáenz pueda seguir ejerciendo a pesar de haber sido condenado.

A partir de ahora, según las modificaciones acordadas por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, será el Banco de España el que determinará la honorabilidad de un banquero o miembro de un consejo de administración de una entidad financiera.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que con esta iniciativa se refuerzan los requisitos de experiencia y profesionalidad, a la vez que se amplían las competencias del Banco de España.

Esto se traduce en que el supervisor será quien tenga la última palabra para decidir si un banquero como Alfredo Sáenz, a pesar de haber sido condenado, puede seguir ejerciendo su cargo por los méritos de su currículum.

El pasado 12 de febrero la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo anuló por unanimidad parte del indulto concedido en 2011 a Alfredo Sáenz por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El consejero delegado y vicepresidente del Banco Santander había sido condenado a tres meses de arresto e inhabilitación para el oficio bancario. El alto tribunal sostuvo en su decisión que el Gobierno se extralimitó en sus funciones cuando, al conceder la medida de gracia, estableció que no le podía afectar ningún "impedimento para ejercer la actividad bancaria".