INTERNACIONAL
12/06/2013 19:29 CEST | Actualizado 12/06/2013 19:29 CEST

Edward Snowden reaparece en Hong Kong: "No estoy aquí para esconderme sino para revelar delitos"

GREENWALD / POITRAS / EFE

"No estoy aquí para esconderme de la justicia. Estoy aquí para revelar delitos". Estas son las primeras declaraciones de Edward Snowden desde que reveló su identidad. El exagente de la CIA que filtró los programas de espionaje del Gobierno de EEUU, ha ofrecido una entrevista al diario de Hong Kong South China Morning Post.

El extécnico de la Agencia de Seguridad Nacional, confesó ser el responsable de las filtraciones desde la propia isla el pasado 20 de mayo. Este lunes abandonó el hotel donde se alojaba en Hong Kong y se encuentra en paradero desconocido dentro de la excolonia británica.

La elección de Hong Kong como refugio del estadounidense ha sido muy cuestionada. EEUU tiene un tratado de extradición con la región que Washington podría utilizar para solicitar su vuelta. Sin embargo, Snowden lo tiene claro: "La gente que piense que he cometido un error ha malinterpretado mis intenciones".

El estadounidense de 29 años rechaza ser "un héroe" o "un traidor" y ha afirmado que luchará contra cualquier intento de extradición. Snowden sostiene que su intención es "pedir a los tribunales y el pueblo de Hong Kong" que sean los que decidan su destino.

"TENGO FE EN LA LEY"

Snowden asegura mostrarse tranquilo porque no ha "cometido ningún crimen en la isla" y tampoco ha encontrado motivos para "dudar de su sistema legal". "Tengo fe en la ley de Hong Kong" y "me quedaré hasta que me pidan que me marche", ha sentenciado en la entrevista,

Por el momento, no hay constancia de que EEUU haya enviado una orden de extradición, aunque Washington ya ha puesto en marcha una investigación, está registrando la residencia de Snowden e interrogando a sus amigos y familiares.

El diario hongkonés ha consultado a expertos que aseguran que Snowden podría optar por apelar la orden de extradición o por pedir el estatus de refugiado en la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Hong Kong. Además, en caso de extradición, Pekín podría decidir intervenir, aunque los expertos no definen bajo qué grado de autoridad.

Activistas locales, entre ellos del Frente Civil de Derechos Humanos, planean llevar a cabo una manifestación el sábado frente al consulado de Estados Unidos de Hong Kong en favor de Snowden.

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE