NOTICIAS
20/06/2013 14:39 CEST | Actualizado 20/06/2013 14:39 CEST

Bretón compró 250 litros de gasóleo durante las semanas previas a la desaparición de sus hijos (VÍDEO)

José Bretón compró 250 litros de gasóleo las semanas previas a la desaparición de sus hijos, según han manifestado en el juicio los empleados de la gasolinera donde solía repostar. Además, los testigos han insistido en que el día 7 de octubre de 2011 fue cuando acudió por última vez y llenó "dos o tres" garrafas más y las introdujo en el maletero.

Tras la declaración del propio Bretón el martes y la de su exmujer, Ruth Ortiz, al día siguiente, este jueves es el turno de los testigos. En este juicio se tratará de demostrar la autoria de Bretón en la desaparición de Ruth y José el 8 de octubre de 2011. Bretón está acusado de quemar a los niños en una hoguera que supuestamente prendió con gasóleo en su finca de Las Quemadillas (Córdoba).

El establecimiento donde compró el carburante está dedicado al suministro para transportistas autónomos o taxistas. Bretón fue allí después de que un vecino de la urbanización donde vivía en Huelva le presentara al dueño para que pudiera adquirir gasóleo a mejor precio.

La empresa entregó cuatro facturas a la Policía de las veces que repostó desde el 15 de septiembre:

  • 19 de septiembre - 29 litros
  • 23 de septiembre - 70 litros
  • 3 de octubre - 76 litros
  • 7 de octubre - 75 litros
  • 8 de octubre - desaparecen Ruth y José

La primera vez que Bretón acudió a la gasolinera sólo llenó el depósito del coche, según dicho vecino.

Otro de los empleados ha explicado que el día anterior de la desaparición de los niños le llenó algunas garrafas, "entre dos o tres", y las metió en el maletero.

Además, la administrativo del negocio ha asegurado que el día 7 cobró a Bretón 80 euros por el gasóleo, aunque no vio si se llevó garrafas, y ha subrayado que llegó muy pronto al surtidor, justo después de dejar a los niños en el colegio y la guardería.

VODAFONE PARA EL HUFFPOST