NOTICIAS
30/06/2013 12:04 CEST | Actualizado 30/06/2013 12:04 CEST

Ministros alemanes, a los jóvenes del sur de Europa: "¡Venid a Alemania!"

EFE

Dos ministros alemanes han apremiado a los jóvenes de los países del sur de Europa a que vayan a Alemania a trabajar y a recibir formación profesional, a tenor de las elevadas tasas de desempleo juvenil registradas en países como España.

"¡Venid a Alemania! ¡Haced con nosotros vuestra formación profesional!", afirma el ministro de Economía alemán, Philipp Rösler, en una entrevista concedida al diario germano Welt am Sonntag que se publica este domingo. "La puerta está abierta para los jóvenes sureños, son bienvenidos", remacha.

Pero Rösler va más allá e insta a los jóvenes a "permanecer (en el país) como trabajadores, e incluso como ciudadanos con doble nacionalidad".

En esta misma línea se pronuncia la ministra de Trabajo, Ursula von der Leyen. "Los jóvenes están buscando desesperadamente trabajo en el sur (de Europa), mientras que hay muchos puestos de aprendizaje vacantes en Alemania", recalca Von der Leyen, en una entrevista al periódico alemán Tagesspiegel.

"GENERACIÓN PERDIDA"

Ambos ministros coinciden en advertir de que si la UE no actúa de forma rápida y efectiva sobre el desempleo juvenil, habrá una "generación perdida" en países como Italia, Grecia, Portugal o España.

"Hay una señal evidente de que Europa se une cuando se trata de uno de los mayores problemas a resolver", argumenta Rösler, en alusión al acuerdo que alcanzaron los Veintisiete el pasado viernes para adelantar a 2014 y 2015 el fondo para el empleo juvenil, dotado con 6.000 millones de euros, de los cuales 1.900 millones serán destinados a España.

No obstante, Rösler admite que si fracasan a la hora de reducir las altas tasas de desempleo, entonces "deberemos hablar de una generación perdida" en los países del sur de Europa.

FONDO EUROPEO CONTRA EL PARO JUVENIL

Por su parte, la ministra de Trabajo alemana enfatiza que "el riesgo de una generación perdida está muy presente" y considera que el fondo de 6.000 millones de euros contra el paro juvenil "no es suficiente".

En este sentido, Von der Leyen aboga por reubicar unos 16.000 millones de euros en fondos europeos que aún no tienen un destino y recurrir al Banco Europeo de Inversiones (BEI), que podría ayudar también con hasta 60 millones de euros.

Los 6.000 millones de euros deben ser invertidos, a juicio de la ministra alemana, "en políticas laborales muy específicas, así como en el desarrollo de servicios de empleo modernos".

"Políticos, empresas y sindicato deben trabajar juntos ahora para cerciorarnos de que ofrecemos un futuro a los jóvenes", recalca Von der Leyen.