POLÍTICA
15/10/2013 14:45 CEST | Actualizado 15/10/2013 14:45 CEST

Feijóo anuncia una rebaja de medio punto del tramo autonómico del IRPF

LAVANDEIRA JR / EFE

Tras los anuncios de José Antonio Monago, Ignacio González y Alberto Fabra, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha apuntado este martes a la moda de los barones del PP de anunciar bajadas de impuestos.

Feijóo ha avanzado que en los presupuestos gallegos para 2014 se incluirá una rebaja de medio punto -del 12 al 11,5 por ciento- del tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para todos los que tengan una base liquidable de hasta 17.700 euros.

En un discurso en el que "desde un moderado optimismo" ha proclamado que Galicia superará la crisis y ha situado a la comunidad "en los primeros puestos de salida", ha aprovechado el primer debate de política general de su segundo mandato para retomar la que fuera una de sus promesas estrella cuando concurrió a las urnas en 2009 y que había sido pospuesta hasta el momento, al tiempo que ha abogado por un crecimiento "solidario".

Lo ha hecho apenas unos días después de conocerse que las cuentas del próximo año incorporan también una subida del impuesto sobre hidrocarburos, lo que supondrá un incremento de 3,6 céntimos en el gasóleo y de 2,4 céntimos en gasolina, así como una recaudación adicional de 53 millones de euros para el Gobierno gallego.

BENEFICIARÁ A 7 DE CADA 10 GALLEGOS

En este escenario previo a la aprobación de los presupuestos, Feijóo ha concretado que esta rebaja de medio punto del tramo autonómico del IRPF para quienes tengan una base liquidable hasta 17.700 euros beneficiará "a 7 de cada 10 gallegos" y convertirá a Galicia, "junto con Extremadura", en la comunidad "con el IRPF más bajo para las personas con mejor renta".

Y es que, en una intervención de una hora y 45 minutos, Feijóo ha reivindicado "su gestión" y la capacidad de la Xunta para "contener la presión fiscal" que se "desató" en otras partes del Estado y que permitió "con carácter general" -ha defendido- "evitar la subida de los impuestos". "Y cuando nos vimos obligados a hacerlo, demoramos al máximo su entrada en vigor", ha contrapuesto.

El presidente ha subrayado que esto fue posible por el "buen trabajo" en la lucha contra el fraude fiscal que, desde 2011, permitió recaudar 230 millones de euros y que, ha avanzado, en el próximo año continuará con una segunda fase para ampliar esa cifra en otros 50 millones de euros más. También ha aludido a las "rebajas selectivas" de tributos por valor de 116 millones y que beneficiaron "a 167.000 contribuyentes".

El anuncio de la rebaja del IRPF lo ha acompañado de otras medidas en materia fiscal como la rebaja en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para todos los proyectos de energías renovables, mediante una bonificación del 92 por ciento sobre la cuota (desde el 4 al 0,3 por ciento), así como la "duplicación" de la bonificación fiscal existente en el canon eólico a aquellos promotores que apuesten por innovar y reducir el impacto ambiental.

Igualmente, ha puesto sobre la mesa incentivos fiscales para los emprendedores, con la entrada en vigor de cuatro bonificaciones fiscales: en el IRPF, en el Impuesto de Patrimonio, en el de Sucesiones y Donaciones, y en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados -con carácter retroactivo desde el 1 de enero de este año-. La Xunta también volverá a rebajar en 2014 la orden de precios de referencia de la vivienda, que ya bajaron un 20 por ciento en el 80 por ciento de los ayuntamientos gallegos.

Aunque ha mantenido la previsión de que será en 2015 cuando la economía gallega empiece a crear empleo neto, ha incidido en que 2013 será el primer año desde que empezó la crisis en que un ejercicio se cerrará "con menos parados que cuando empezó" y que 2014 será el primer ejercicio de la crisis en el que la comunidad contará con unos presupuestos con la previsión de que se reduzca la tasa de paro y el PIB vuelva a crecer.

ESPECIAL PUBLICIDAD