INTERNACIONAL
15/10/2013 11:55 CEST | Actualizado 15/10/2013 11:56 CEST

Madeleine McCann: Casi 500 pistas tras el programa Crimewatch de la BBC (VÍDEO)

Casi 500 personas se pusieron en contacto con la Policía británica para aportar información sobre el caso de Madeleine McCann, tras la emisión anoche en la BBC de un programa sobre la desaparición de la niña en Portugal, según ha informado Scotland Yard.

La edición de anoche de Crimewatch de la BBC, dedicado a resolver delitos, estuvo centrado en la desaparición de la pequeña, ocurrida el 3 de mayo de 2007 en Playa de la Luz, en el Algarve portugués, y aportó fotografías electrónicas de un posible sospechoso.

El detective de la Policía Metropolitana de Londres (Met) a cargo de la pesquisa, Andy Redwood, ha asegurado que está satisfecho por la respuesta que el programa ha tenido entre la audiencia pues se han recibido 300 llamadas telefónicas y 170 correos electrónicos.

Los agentes evaluarán ahora esta la información, recibida en los estudios de la BBC y en dos centros de atención de la Policía en dos barrios de Londres, Belgravia y Hendon.

"Estamos muy satisfechos con la respuesta de la ayuda en Crimewatch", ha afirmado Redwood, que ha informado de que viajará a Holanda y mañana a Alemania, donde también se emitió el programa, para pedir la colaboración de la población.

SECUESTRO PLANIFICADO

Las fuerzas del orden están convencidas de que la desaparición de Madeleine fue planificada y concentran su investigación en los movimientos de personas entre las 8:30 y las 10 de la noche, cuando la madre de la niña, Kate McCann, descubrió que su hija no estaba en la habitación donde la había dejado durmiendo antes de salir a comer con su marido, Gerry McCann, a un restaurante cercano.

Como parte de esta pesquisa, la Policía ha divulgado dos retratos robot de un hombre supuestamente relacionado con el caso y que al parecer fue visto caminando hacia la playa con una niña en brazos a las 10 de la noche el día de la desaparición.

La menor desapareció cuando dormía con sus dos hermanos y mientras sus padres cenaban en un restaurante del complejo turístico de Playa de la Luz donde se alojaban.

Las autoridades portuguesas abandonaron el caso en 2008, pero Scotland Yard lo empezó a revisar en 2011 y este año reabrió la investigación en forma oficial.

La decisión de Scotland Yard de iniciar su propia pesquisa oficial, al margen de la policía portuguesa, se produjo después de que el primer ministro británico, David Cameron, aceptase en 2012 una petición de los McCann para revisar el caso.