POLÍTICA
06/02/2014 14:53 CET | Actualizado 06/02/2014 14:53 CET

Los diputados votarán en secreto una propuesta de retirada de la reforma del aborto

EFE

El PSOE ha registrado este jueves en el Congreso de los Diputados la solicitud para que la votación de la proposición no de ley que defenderán en el Pleno del martes de la próxima semana, y que pide la retirada del anteproyecto de ley de reforma del aborto, sea secreta y, además, se efectúe a través de unas papeletas anónimas que serán depositadas en una urna.

"El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a retirar inmediatamente y no continuar la tramitación del anteproyecto de Ley Orgánica por el que pretende revisar la legislación vigente en España sobre salud sexual y reproductiva e interrupción voluntaria del embarazo", reza el texto que será sometido a votación el próximo martes.

Según el Reglamento de la Cámara Baja, la votación podrá ser secreta si así lo piden dos grupos parlamentarios, o bien una quinta parte de los diputados, es decir, 70 diputados del total de 350, que es la vía por la que ha optado el Grupo Socialista.

Las votaciones secretas pueden efectuarse bien por procedimiento electrónico, donde los diputados aprietan los botones del voto (a favor, en contra o abstención) pero su voto no se refleja en el panel de las votaciones, se queda en negro y simplemente recoge el resultado total, o bien el de las papeletas en la urna, que es el solicitado por los socialistas.

TOMA DE PULSO AL PP

El PSOE registró esta proposición no de ley el pasado 2 de enero, con el objetivo de exigir al Gobierno la retirada urgente del "vergonzoso" anteproyecto de Ley, momento en el que también anunció su voluntad de pedir la votación secreta de esta iniciativa en el Pleno del Congreso "para que los diputados del PP, que estén avergonzados (por esta reforma), voten a favor de la iniciativa y se pueda pedir la retirada".

La portavoz del PSOE en el Congreso, Soraya Rodríguez, recordó su intención de pedir la votación secreta para esta proposición no de ley este pasado martes, en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso, de cara a recabar el apoyo de los críticos del PP con la nueva regulación.

"Pediremos un voto secreto para que con toda libertad todos aquellos que han manifestado que no están de acuerdo, algunos de ellos del PP. Incluso en el PP hay mucha gente que lo desea y lo celebrarían muchos militantes si el próximo martes saliera una votación a favor - para que se suprima el anteproyecto", señaló la portavoz socialista.