POLÍTICA
21/02/2014 14:32 CET | Actualizado 21/02/2014 18:51 CET

Los verificadores constatan que ETA ha puesto "fuera de uso" parte de su arsenal

La Comisión Internacional de Verificación (CIV) ha constatado que la banda terrorista ETA “ha sellado y puesto fuera de uso operativo” una cantidad "determinada" de armas, munición y explosivos.

El inventario incluye cuatro armas de fuego, dos granadas de carga hueca, 300 balas, algo más de 16 kilos de material para fabricar explosivos, además de cordón detonante y nueve temporizadores de distinto tipo, según el documento hecho público por la Comisión; un arsenal casi simbólico frente al armamento y material que las Fuerzas de Seguridad del Estado calculan que está aún en poder de la organización.

El movimiento de la banda terrorista es “creíble y significativo”, han señalado los miembros de la organización —integrada por Ram Manikkalingam, Ronnie Kasrils, Chris Maccabe, Satish Nambiar, Fleur Ravensbergen y Aracelly Santana—, que confían en que sea el "paso necesario previo" para que se produzca el "desarme completo".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Según ha explicado en un acto celebrado en un hotel de la capital vizcaína Manikkalingam, líder del grupo de verificadores sobre el final de ETA, la banda terrorista contactó con la organización en septiembre de 2013 para "dar el primer paso" en el proceso de desarme. Ese movimiento tuvo lugar en enero de este año cuando, en presencia de la comisión, fue grabado en vídeo que ha sido publicado en la web de la BBC.

Material inutilizado por ETA by ElHuffPost

En la conferencia, en la que no se han permitido preguntas y se ha dado lectura a un comunicado en inglés y castellano, los miembros de la Comisión han expresado su "esperanza" de que la paz se puede conseguir "con el apoyo de todos los actores politicos y sociales". La rueda de prensa se ha producido después de los encuentros que los verificadores han mantenido con el lehendakari, Iñigo Urkullu, y representantes de otras formaciones como Sortu, y el PSE. Las reuniones de la CIV proseguirán esta tarde, con una cita a la que están convocados partidos, sindicatos y patronal.

La banda terrorista ha causado 831 muertos y miles de heridos a lo largo de su sanguinaria historia.

Antes del anuncio, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha dejado claro su rechazo al paso adelante dado por la banda. "ETA pretende blanquear su imagen", ha minimizado para recalcar que "ese comunicado va a ser más de lo mismo". El titular de Interior cree que "no necesita verificadores" porque con la Policía y la Guardia Civil "nos sobra y nos basta". "No fueron los verificadores los que derrotaron a ETA", ha agregado.

Igual de disconforme con el paso dado por la banda se ha expresado la Asociación de Víctimas del Terrorismo a través de sue cuenta en la red social Twitter:

TEXTO ÍNTEGRO DE LA DECLARACIÓN:

"La Comisión Internacional de Verificación se constituyó el 28 de septiembre de 2011 para verificar el alto el fuego permanente, general y verificable declarado por ETA el 10 de enero de 2011, y la subsiguiente declaración de final definitivo de la violencia del 20 de octubre de 2011.

Desde que se constituyó la Comisión ha verificado que ETA ha cumplido con su compromiso de cesar todo tipo de asesinatos, atentados, amenazas y extorsión. A lo largo de este periodo, ha trabajado estrechamente con los actores políticos y sociales y vascos, entre ellos el Gobierno vasco, partidos políticos, sindicatos, Confebask y representantes de la Iglesia. La CIV agradece su ayuda y apoyo en la tarea de verificar el ato el fuego y el final definitivo de la violencia.

Durante la última visita de la Comisión en febrero de 2013, la CIV constató los avances positivos en el País Vasco y manifestó su deseo de que se intensificaran los esfuerzos para consolidar el final de la violencia. Por ello, animó a todos los actores a dar nuevos pasos y a adoptar medidas que incrementaran la confianza.

En abril de 2013 solicitó de manera confidencial a la CIV que incluyera en su mandato la verificación de un proceso unilateral de sellado y puesta fuera de uso operativo de las armas, munición y explosivos de ETA. La Comisión aceptó dicha solicitud. En septiembre de 2013, ETA transmitió a la CIV que estaba dispuesta a dar el primer paso en este proceso, que tuvo lugar en enero de 2014 en presencia de la Comisión.

La Comisión ha verificado que ETA ha sellado y ha puesto fuera de uso operativo una cantidad determinada de armas, munición y explosivos, lo cual fue grabado en vídeo. Se adjunta un detallado inventario de armas, munición y explosivos puestos fuera de uso operativo.

La Comisión tiene la confianza de que este paso es creíble y significativo. Creemos que esto conducirá a la puesta fuera de uso operativo de todas las armas, munición y explosivo de ETA.

Desde nuestra experiencia, en otros procesos, la elaboración de un inventario y la puesta fuera de uso operativo de armas, munición y explosivos es un paso necesario previo al desarme completo. Tenemos la esperanza de que esto puede conseguirse con el apoyo de todos los actores políticos y sociales. La Comisión seguirá trabajando con determinación e imparcialidad en aras de una paz duradera".

comision