Política

Arantza Quiroga pide perdón "por dañar la imagen del PP vasco"

La presidenta del PP del País Vasco, Arantza Quiroga, ha pedido este sábado perdón a los militantes de este partido por "dañar sus siglas" en la crisis interna previa al Congreso Regional, tras lo que ha defendido la "unidad" de los populares vascos para "construir una sociedad herida por dentro".

Quiroga ha sido ratificada como líder de populares vascos con el 72,8% de los votos de los compromisarios, menos apoyos que los que logró Antonio, Basagoiti, su antecesor en el cargo, quien fue elegido presidente en 2008 con un respaldo del 82,3%, tras abandonar la Presidencia María San Gil, y en 2012 fue reelegido con el 92,5% de los votos.

Quiroga ha defendido su candidatura a ser reelegida como presidenta del PP del País Vasco en un discurso en el que también ha presentado a su nuevo equipo, en el que figura como número dos la parlamentaria vizcaína Nerea Llanos, en sustitución de Iñaki Oyárzabal.

Este relevo causó una gran tensión en el seno del PP vasco, zanjada apenas 24 horas antes del cónclave popular, motivo por el que Quiroga ha pedido disculpas: "Como principal responsable del PP vasco, organización que está muy por encima de cada uno de nosotros, pido pública e internamente perdón".

Tras las disculpas por su parte de responsabilidad en la polémica interna, Quiroga ha justificado sus pasos al asegurar que "vivir es elegir y elegir no es fácil", por lo que "tras observar, dudar, preguntar y escuchar" decidió convocar el Congreso, "no para salir aclamada", sino para "mover, estimular, inyectar, impulsar el Partido Popular vasco" ante "los nuevos retos a los que nos enfrentamos, que son muchos y diferentes".

"PROTAGONISTA DEL FUTURO"

El principal de ellos, lograr un partido "dispuesto a construir Euskadi, dispuesto a acordar, a dialogar" para "ser protagonista del futuro" del País Vasco una vez superada la etapa de resistencia ante ETA.

Un protagonismo que "ya ocurre en Álava", gracias, ha dicho, al "fenomenal esfuerzo y trabajo del Partido Popular" de ese territorio, del que ha sostenido que es "todo un ejemplo a exportar a la organización vasca".

"Debo, quiero y necesito reconocer hoy aquí el increíble trabajo de todos y cada uno de los miembros del Partido Popular de Álava, de todos, sin excepción", ha manifestado la presidenta, zanjando así el enfrentamiento que ha mantenido en las últimas semanas con el presidente alavés, Alfonso Alonso, debido al relevo de Iñaki Oyarzábal como secretario general.

La candidata ha defendido que la clave del PP vasco será "saber evolucionar con la sociedad", ya que "quien se pelea con su tiempo, quien se pelea con su realidad, tarde o temprano proyecta amargura".

Quiroga, que ha pronunciado algunas breves partes de su discurso en euskera, ha reivindicado el espíritu de rebeldía de su formación, exhibida "cuando decían que no había forma de derrotar a ETA más que negociando" y los populares vascos no "aceptaban esa situación como irreversible".

"¡Saquemos pecho!", ha proclamado la presidenta, quien ha animado a los populares vascos a que se pongan "una vez más al frente para que definitivamente se instale en Euskadi una democracia plena, donde la libertad tenga una oportunidad diferencial".

Popular in the Community