INTERNACIONAL
13/03/2014 07:39 CET | Actualizado 13/03/2014 11:10 CET

Tres muertos en una violenta jornada en Venezuela cuando se cumple un mes de las protestas

Venezuela vive en un auténtico clima de tensión. Al menos tres personas han muerto y nueve han resultado heridas (tres policías y seis civiles) a causa de los disturbios que se han producido en la manifestación que se ha celebrado este miércoles en la ciudad de Valencia, en el estado venezolano de Carabobo, contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Cientos de personas, sobre todo estudiantes, se han manifestado en el área metropolitana de Valencia, al igual que en otras importantes ciudades venezolanas, un mes después de que empezaran las protestas antigubernamentales.

El objetivo de los manifestantes era bloquear la Autopista del Este a la altura de la localidad de Mañongo, algo que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ha intentado impedir con gases lacrimógenos.

"Falleció por arma de fuego el capitán de la GNB Ramso Ernesto Bracho Bravo cuando enfrentaba a grupos terroristas en el distrito de Mañongo", ha anunciado el gobernador de Carabobo, el 'chavista' Francisco Ameliach. Un hecho que ha sido confirmado por el presidente Nicolás Maduro.

Ameliach ha asegurado que Bracho Bravo ha resultado herido de bala, junto a otro compañero, por los "guarimberos" (miembros de pandillas callejeras) de Mañongo, mientras intentaban impedir que bloquearan la Autopista del Este.

Además, ha confirmado, a través de su cuenta oficial en la red social Twitter, "el asesinato de un estudiante en Carabobo por francotiradores", que -de acuerdo con el diario venezolano El Universal -sería Jesús Enrique Acosta, de 23 años de edad y alumno de Ingeniería de la Universidad de Carabobo.

La última de las víctimas sería Guillermo Sánchez, de 42 años, que habría recibido un disparo de un grupo de motorizados cuando pintaba la fachada de su casa. "Guillermo era un humilde valenciano que pintaba el frente de su casa cuando una bala en manos de la intolerancia le arrebató la vida", ha denunciado el alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola.

UN MES DE PROTESTAS y "MEDIDAS DRÁSTICAS"

De esta manera, con marchas de la oposición y contramarchas oficialistas, hechos de violencia y vandalismo en Caracas y otras ciudades del país, y las tres nuevas víctimas mortales Venezuela se ha cumplido un mes de las protestas en contra del Gobierno de Nicolás Maduro.

Maduro ha anunciado que ha convocado "una reunión especial del Gabinete de Seguridad" para "tomar medidas drásticas con todos estos sectores que están atacando y matando al pueblo de Venezuela, todo en el campo constitucional".

"Miren toda la gente que han matado. ¿Hasta dónde quieren llegar asesinos?", ha cuestionado el líder 'chavista', subrayando que "estos grupos violentos tienen el repudio del todo el mundo".

Maduro ha confiado en que, "más allá de las diferencias que pueda haber, de la juventud de la derecha que tenga valores democráticos, algún día surja una oposición seria, responsable y democrática en Venezuela".

UNASUR ENVIARÁ UNA MISIÓN

Ante esta situación, la Unión de Naciones Suramericanas ha acordado enviar una misión de cancilleres a Venezuela para asesorar al gobierno de Nicolás Maduro en un diálogo que permita recuperar la convivencia pacífica.

Éste es uno de los acuerdos adoptados en la reunión extraordinaria de ministros de Relaciones Exteriores de Unasur, reunida en la capital de Chile para tratar la situación en Venezuela.

La resolución final -leída por el canciller chileno, Heraldo Muñoz- expresa la preocupación de los países miembros "ante cualquier amenaza a la independencia y soberanía de la República Bolivariana de Venezuela".