NOTICIAS
08/04/2014 07:42 CEST | Actualizado 08/04/2014 14:16 CEST

La justicia andaluza afirma que los huesos hallados no son de Marta del Castillo

EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha informado este martes de que los restos óseos que la Policía Nacional ha localizado en una escombrera situada entre Sevilla y Camas "no son" los de Marta del Castillo, la joven sevillana de 17 años desaparecida en 2009 y supuestamente asesinada.

El TSJA expone, a través de una nota, que "según han determinado los forenses desplazados hasta la zona, la antigüedad de los huesos hallados hacen que sean incompatible con los de la joven desaparecida".

La Policía había encontrado una serie de restos óseos en la finca donde se buscaba el cuerpo de Marta del Castillo, y varias muestras de los huesos habían sido trasladados al Instituto Anatómico Forense para su análisis. Según han confirmado a Europa Press fuentes policiales, en la investigación no se han descubierto, de momento, ropa ni otros efectos en el lugar.

El padre de Marta, Antonio del Castillo, ha asegurado que ha conocido la noticia a través de los medios de comunicación: "Tenemos una suerte... ahora encuentran un muerto que no es el nuestro", ha lamentado.

Además, Del Castillo ha calificado la noticia de "decepcionante" y ha declarado que supone un "jarro de agua fría", aunque confía en que la Policía Nacional "siga buscando en la zona y no tarde mucho en encontrar a Marta".

UN TERRENO DE 1.500 METROS CUADRADOS

Los restos han sido hallados en la escombrera situada junto a la pasarela del río Guadalquivir en la localidad sevillana de Camas, donde este lunes recomenzaron los trabajos de búsqueda con una excavadora tras las últimas lluvias. Es un terreno de unos 1.500 metros cuadrados.

Las excavaciones se iniciaron una vez que se le realizó el denominado "test de la verdad" en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza el pasado 6 de marzo, al asesino confeso y condenado de la joven desaparecida en el 2009, Miguel Carcaño, condenado a 20 años de prisión. Acabará su condena en mayo de 2030, cuando tenga 41 años.

"La metimos en la zanja y la enterramos con escombros", dijo Carcaño en un interrogatorio en 2013, publicado en ABC. "Marta se abalanzó sobre mi hermano para que dejara de pegarme. Marta lo cogió del cuello para separarlo, momento en que mi hermano se llevó la mano al cinturón donde llevaba un revólver en una funda atada al cinturón y lo sacó. Se dio la vuelta y me dio una vez; se metió con Marta en la habitación, donde pude ver cómo mi hermano la golpeó en varias ocasiones. Marta cayó al suelo, encima de un trozo de manta que hacía de alfombra", dijo Carcaño, según recogió el citado diario.

EL HUFFPOST PARA CORREOS