POLÍTICA
27/05/2014 20:29 CEST | Actualizado 10/06/2014 13:00 CEST

Dimite el director de los Mossos, Manel Prat

EFE

El director de los mossos d'Esquadra, Manel Prat, ha dimitido este martes por "motivos estrictamente personales" y ha desvinculado esta decisión de la polémica por la pérdida de un ojo de Ester Quintana, provocada por una pelota de goma.

Prat ha anunciado su decisión durante una comparecencia sin preguntas en la Dirección General de la Policía de la Generalitat, donde se ha limitado a leer una escueta declaración en catalán y se ha negado a repetirla en castellano. "Desde el punto de vista profesional he concluido una etapa importante de mi vida" , ha afirmado. "No veo más recorrido profesional", ha añadido, y ha recordado que en el caso de Quintana no ha concluido la instrucción judicial y que "no se han tenido en cuenta todas las aportaciones" que se han hecho desde el departamento de Interior que, según él, "aclararían los responsables".

La dimisión se produce el día anterior al pleno del Parlament de este miércoles y jueves, en que se debe abordar -previsiblemente el mismo miércoles a última hora- una interpelación de ICV-EUiA que exigía que dejara el cargo por la polémica del uso de pelotas de goma y la gestión del caso Ester Quintana, que perdió un ojo durante los disturbios de la huelga general del 14 de noviembre de 2012.

El grupo de los ecosocialistas también ha presentado una enmienda sobre esta misma cuestión a dos mociones sobre justicia que C's y ERC llevan a esta sesión de la cámara catalana, y alegan hace tiempo que Prat se comprometió a dimitir si se demostraba que el causante de las heridas era una pelota de goma: de aquí que hayan decidido llevarlo al pleno.

"UNA DECISIÓN BASADA EN EL COMPROMISO QUE ASUMIÓ"

Hasta ahora, todos los partidos menos CiU y ERC han apoyado en algún momento la dimisión de Prat, y la decisión de los republicanos si se llegara a votar en el Parlament se había convertido en clave para decantar la balanza a favor o en contra del cese del director, que fue nombrado en enero de 2011 por el entonces conseller de Interior, Felip Puig, y mantenido en el cargo por el actual conseller, Ramon Espadaler.

A principios de mayo, tras la interlocutoria del juez, ERC también confiaba en que Prat tomara "una decisión basada en el compromiso que asumió públicamente', que es que dimitiría si se demostraba que Ester Quintana perdió un ojo por el impacto de una pelota de goma.

Los republicanos se reafirmaron poco después a través de un comunicado: "Apelamos y confiamos en su responsabilidad y en su palabra ante la resolución judicial del caso Quintana, que pone de manifiesto que la causa de la lesión fue una pelota de goma".

SOMOS LO QUE HACEMOS