POLÍTICA
06/06/2014 15:03 CEST | Actualizado 06/06/2014 15:04 CEST

El Gobierno está "trabajando" en el aforamiento del rey vía ley orgánica

EFE

¿Qué pasará ahora con don Juan Carlos? ¿En qué situación queda? La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha confirmado este viernes que el Gobierno está “trabajando” en el aforamiento del monarca, aunque no ha concretado sobre la fórmula, el contenido y los plazos de la ley orgánica que lo regulará.

La vicepresidenta ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el Ejecutivo tiene "perfectamente elaborado lo importante" sobre este asunto y ha declarado que en su momento informará del contenido

El aforamiento constituye un tipo de protección jurídica que consiste en que, si al aforado le imputan algún delito su causa la verá directamente el Tribunal Supremo, en lugar de un tribunal de primera instancia.

Sáenz de Santamaría ha precisado no obstante que la figura de don Juan Carlos seguirá siendo inviolable para aquellas actuaciones que tuvieran lugar durante su mandato.

La también ministra de Presidencia ha reflexionado que en esta novedosa situación -la abdicación del monarca- hay una serie de asuntos que están resueltos por la legislación actual, otros exigen modificaciones de naturaleza reglamentaria y otros requieren fórmulas de rango general.

En este sentido, ha hecho una “reflexión” sobre la “existencia de un vacío legal en el aforamiento” de miembros de la casa del rey. “No es una reflexión nueva para el Gobierno, cuando se elaboró el anteproyecto de la ley orgánica del poder judicial ya se puso de manifiesto”.

“Indudablemente somos muy conscientes de que entre el número de aforados, que es bastante amplio en nuestro país, es llamativo que a lo largo de estos años no se haya aforado a algunos de los miembros de la familia real, como no lo estaba por ejemplo entonces el príncipe de Asturias”, ha comentado.

La vicepresidenta ha agregado que es una “reflexión que hace tiempo hizo el Gobierno y que ahora lo hacemos ante esta situación que se ha generado”. “Estamos trabajando, en cuanto podamos informarle de la fórmula, contenido y plazos se lo diremos”, ha comunicado.

PIDE A CIU QUE REFLEXIONE

Asimismo, Sáenz de Santamaría ha llamado a la “reflexión” a CiU tras anunciar su intención de abstenerse en la votación de la ley orgánica de abdicación. La portavoz del Gobierno ha pedido “no mezclar debates y ser muy conscientes de que es un momento muy importante para la Historia de España”.

Ha negado las acusaciones de trato injusto contra Cataluña lanzadas por CiU. La vicepresidenta ha puesto como ejemplo de la labor del Gobierno la aprobación de una transferencia de 11 millones de euros a la Generalitat para la rebaja del precio de los peajes.