TENDENCIAS
18/06/2014 07:30 CEST | Actualizado 18/06/2014 07:30 CEST

Efecto Mundial: qué se llena y qué se queda vacío en los partidos de fútbol

THINKSTOCK

¿Existe un Efecto Mundial 2014? ¿Es cierto el mito de que España se para cuando juega La Roja? Además de en los bares, llenos de gente siempre que haya tele, hay de todo. Tras un mes entero de fútbol (en los que España jugará entre tres y siete partidos si llega a la final), habrá lugares vacíos y otros en los que el Mundial no repercutirá en absoluto. No sufrirán por igual el musical más taquillero de la cartelera que los museos o los establecimientos de comida rápida.

Entre los afortunados a los que la Copa del Mundo de Brasil no dejará sin público están los sitios para los que se necesita reservar con mucha antelación. Así lo confirman desde DiverXo, el único tres estrellas Michelin de la Comunidad de Madrid: “De aquí a seis meses, como mínimo tres, nada de nada”, explican desde el restaurante. “Cuando no están en la cocina están con la mudanza [se trasladan de la calle Pensamiento al hotel Eurobuilding] o con StreetXo [el gastrobar hermano pequeño de DiverXo]”. Conseguir mesa los días de partido de España es “imposible”, afirma rotunda.

NI UNA BUTACA EN 'EL REY LEÓN'

No hay billetes tampoco para ver El Rey León, el musical que lleva tres años en cartel en Madrid. Quique Comyn, su responsable de prensa, asegura que el viernes 13 y el miércoles 18, días de partido de España, el Lope de Vega estará lleno. El lunes 23, el del España-Australia, cierran. “Quizá con suerte algún día de junio quede algo suelto”. Para el 13 de julio, día de la final, ya habría “problemas para encontrar entradas”. Se consideran afortunados: “Sí nos ha ocurrido con otras obras, donde se notan muchísimo los mundiales o un Madrid-Barça. Pero El Rey León es un musical diferente, al que este tipo de eventos no afectan tanto por la anticipación. También depende del público y del musical, este es muy familiar”, relata.

Desde el Teatro Español de Madrid explican que los viernes (como ocurrió el 13, primer partido de España) es habitual que el público caiga porque “martes, miércoles y jueves son día del espectador”. Y aportan un dato curioso: “Cuando el tirón de los personajes de la obra es televisivo se nota mucho la caída por el fútbol. Si es puramente teatral, como Un trozo invisible de este mundo [el gran éxito de la temporada en el Español] o si tenemos monólogos en cartelera, no tanto. Al público de teatro no le suele afectar”.

Algo similar sucede en el Auditorio Nacional, puesto que muchos conciertos se compran en forma de abono y no hay forma de calcular la fecha con antelación. “Va en el pack. Aunque haya un evento deportivo, ya lo tiene pagado”, relatan desde el Auditorio. “Sí afectan a otros conciertos que van por entradas sueltas. Nos hace un poco la pascua”.

Las cadenas de comida rápida suelen ser de las más afectadas por los partidos, aunque no es igual si sirven o no comida a domicilio. Desde McDonalds España, su Vicepresidente de Marketing y Comunicación, Alexandre Simon, asegura que “los días que se celebra un partido de España suele haber más actividad en horario previo o después del partido”. También es importante el final, “cuando la gente sale a la calle para demostrar el entusiasmo del resultado. Obviamente la actividad comercial oscila según la fecha, el horario y la fase de clasificación”.

Entre las que salen más favorecidas de esta rama de la restauración está Telepizza. Desde su gabinete de comunicación confirman el boom: en el Mundial de Sudáfrica de 2010 las ventas crecieron un 41% de media por partido de España, y el viernes calculaban crecer un 30% más respecto a cualquier otro viernes normal.

Los restaurantes en los que hay que reservar mesa también suelen notarlo. Desde el restaurante Blanc (Girona) comentaban el viernes que “el inicio del mundial para España ha supuesto la anulación de dos grupos de ocho personas”. En Market, (otro restaurante en Barcelona del grupo Andilana, igual que Blanc) afirman que “afecta mayoritariamente cuando hay finales en las que juega el Barça o partidos muy decisivos. Y si estos partidos son en fin de semana a las 21.00, las mesas reservadas vienen pero suelen llegar tarde”. Y también hay otro factor que afecta: “Si lo dan en la televisión pública o en cerrado”. “En el caso del Mundial dependerá de la clasificación de España”.

BUEN MOMENTO PARA IR AL CINE

Entonces, ¿cuáles son los mejores planes para los que reniegan del fútbol? Entre ellos, los que impliquen museos o ir al cine. Desde la cadena de cines Kinépolis explican que estos días “baja muchísimo la afluencia de público”. Incluso se estrenan menos películas y apenas grandes taquillazos. Contraatacan con ofertas, aunque su política de precios no les permite grandes promociones. “Si vuelven a partir del viernes que viene, el precio de la entrada es más económico. La promoción dura las tres semanas que quedan de Mundial”.

También se podrá pasear con toda tranquilidad por algunos centros comerciales durante esos días. En el Centro Comercial Plenilunio en Madrid creen que “por tónica general se nota que hay menos gente”. Es difícil comparar, pero asegura que “si ya de por sí el perfil es más femenino, los días de partido más”. El viernes afirmaban que el partido contra Holanda no les daba “demasiado miedo” en cuanto a afluencia de público. “El día de la final, si llegamos, sí nos dará”.

“Lo notamos un montón: nos quedamos prácticamente vacíos”, cuentan desde el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. Durante el verano, la época en la que se juega el Mundial, abren hasta las diez de la noche, y reconocen que en Sudáfrica 2010, “según fue avanzando” la competición, se fueron vaciando las salas. “Imagino que este año también será así”, vaticina. Todo depende de lo que haga La Roja.