POLÍTICA
26/07/2014 12:58 CEST | Actualizado 26/07/2014 20:34 CEST

Madina denuncia que "no ha habido integración" y que Sánchez no ha querido ni hablar con él

EFE

"No ha habido integración". Ni siquiera conversaciones para tratar de lograr ese PSOE unido que los tres candidatos a liderarlo prometieron en campaña. Eduardo Madina, segundo en la carrera, ha roto su silencio tres horas antes de que se cierre la Ejecutiva del partido y apenas unos minutos después de la proclamación de Pedro Sánchez como secretario general.

"Yo no he tenido la oportunidad de hablar con él en estos días, creo que [José Antonio] Pérez Tapias tampoco. Me hubiera gustado colaborar más", ha dicho el diputado por Vizcaya.

"Los 48.000 votos" que recibió Madina "hubieran preferido trabajar en pro de la integración", según el diputado vasco, que seguirá en su escaño en el Congreso. "A pesar de eso, voy a colaborar en que el partido salga fuerte", ha dicho.

SIGUE AQUÍ EL CONGRESO EN DIRECTO

Para Madina, hasta que se cierre la nueva Ejecutiva hay posibilidad de enmendar el error. "Llevamos días esperando para poder hablar con el nuevo secretario general. Si tuviera a bien, estaría encantado", ha dicho.

El diputado, que ha prometido que no va a "dar la lata" al nuevo líder, se comprometió a trabajar por el PSOE y valorar su entrada en el Comité Federal, el órgano de alrededor de 300 dirigentes que toma las grandes decisiones entre congresos. Pero todavía nadie le ha ofrecido "nada".

Fuentes cercanas a la nueva dirección niegan que no se haya contado con todos y aseguran que la Ejecutiva debe integrar a todos los territorios. "Si no va a haber sanchismo con el 48% de los votos, no va a haber madinismo con el 36%" que obtuvo el vasco, ha dicho.

PÉREZ TAPIAS TAMBIÉN PROTESTA

Pérez Tapias, representante de la corriente Izquierda Socialista, también está descontento.

"De la ejecutiva no sabemos nada, no me han dicho nada, ningún ofrecimiento. Queríamos hablar sobre ello con cierto sosiego, que a estas horas ya no sé si hay oportunidad de ese sosiego", ha lamentado.

Izquierda Socialista mira ya ahora al Comité Federal, órgano más amplio.

"No es una cuestión de puestos que ocupen solo personas con sus nombres y apellidos, que también es importante, sino que esas personas irían con una posición política determinada", ha precisado.

Dos personas, la catalana Meritxell Batet y el madrileño Manuel de la Rocha Vázquez (este último ocupará Economía), apoyaron a Madina en el proceso, pero su más que segura presencia en la Ejecutiva no se debe a unas negociaciones entre ambos candidatos, según fuentes cercanas al diputado vasco.

"El partido está menos abierto ahora que antes de comenzar con este Congreso", resumía en el hotel Auditorium de Madrid Alberto Sotillos, el cuarto candidato, que se quedó en la primera fase al no lograr los avales suficientes para llegar a la consulta.

El nuevo equipo de Sánchez asegura por su parte que en la dirección del PSOE están los mejores y que la Ejecutiva reúne todas las sensibilidades.

Sin embargo, para nuevos dirigentes como Micaela Navarro, la próxima presidenta del PSOE, las candidaturas de Madina y Sánchez tienen que aceptar que han perdido y que la militancia fue clara al dar a Sánchez un 48% de los votos.

Photo gallery Congreso extraordinario del PSOE See Gallery
Photo gallery Eduardo Madina See Gallery
Photo gallery Pedro Sánchez See Gallery

#JUNTOS