POLÍTICA
18/08/2014 18:39 CEST | Actualizado 18/08/2014 18:39 CEST

Críticas entre el Gobierno y una ONG por este vídeo de la valla de Melilla

Críticas cruzadas entre el Gobierno y las ONG en Melilla. La Delegación del Gobierno en la ciudad autonóma considera que los vídeos difundidos por varias ONG en los últimos días que denuncian supuestas agresiones de agentes de la Guardia Civil a los migrantes que intentaron saltar la valla los pasados días 13 y 14 de agosto son "imágenes parciales" que "buscan la controversia".

En un comunicado, la Delegación ha querido respaldar el trabajo que los agentes vienen desarrollando, sobre todo desde junio de 2012 cuando volvieron a sucederse "asaltos masivos", ante las diversas críticas a esa labor, fundamentalmente por parte de oenegés.

El comunicado coincide con la difusión de un vídeo por parte de Human Rights Watch en el que, supuestamente, se aprecia a un agente golpear a un inmigrante que había participado en el salto a la valla ocurrido en la madrugada del pasado 13 de agosto.

La Delegación, que no alude a ninguna organización en concreto, resalta la "inconveniencia" de juzgar a la Guardia Civil por unas imágenes "parciales" que buscan la "controversia" y que no pueden anular las otras muchas instantáneas en la que se pone de manifiesto el cuidado con la que los agentes cumplen su deber de proteger la frontera sur de Europa.

Como ejemplo, destaca el caso del agente que salvó la vida a una inmigrante embarazada y a su hijo de corta edad, a los que rescató del mar, un hecho que le hizo merecedor de la Medalla de Oro de Melilla.

"No es tolerable que se criminalice a los inmigrantes, porque, llevados por la desesperación, algunos de ellos opten por enfrentarse o agredan incluso a los agentes. Pero, del mismo modo, tampoco es admisible que se intente criminalizar a la Guardia Civil, tachándola, abiertamente y desde la distancia, de un proceder inhumano y, por tanto, ilegal", afirma la Delegación.

LA DENUNCIA DE LA ONG

En cambio, Human Right Watch (HRW) ha lanzado este lunes un comunicado a nivel internacional para exigir a España que investigue si agentes de la Guardia Civil agredieron a algunos de los inmigrantes y volver a reclamar al Ejecutivo el cese de las "deportaciones sumarias" a Marruecos de los recién llegados.

"El derecho de España de proteger sus fronteras no le da carta blanca para abusar de los migrantes. El gobierno central y las autoridades locales en Melilla tienen que parar las deportaciones ilegales y emprender acciones contra cualquier agente de la Guardia Civil que haga uso excesivo de la fuerza contra los migrantes", señala el subdirector de Europa y Asia Central de Human Rights Watch, Benjamin Ward.

La organización dice que según el "material audiovisual filmado por un periodista" al que ha tenido acceso, el 13 de agosto agentes uniformados que parecen ser de la Guardia Civil golpearon a migrantes en la parte intermedia de la valla, situada en territorio español, justo dentro de la frontera.

Conforme explica, en uno de los incidentes "se ve cómo un agente uniformado golpea con una porra a un migrante que parece estar colgando de una cuerda y luego cómo éste cae al suelo", mientras, en el otro, "un agente golpea a los migrantes con una porra mientras tratan de trepar por una sección de la valla fronteriza".

EL HUFFPOST PARA AMBAR