INTERNACIONAL
13/10/2014 19:35 CEST | Actualizado 13/10/2014 19:36 CEST

Las autoridades sanitarias de EEUU piden perdón por culpar a la enfermera del contagio

AFP

Como ocurrió la semana pasada con Teresa Romero, las autoridades sanitarias de Estados Unidos han señalado a la enfermera contagiada de ébola en Dallas responsabilizándola de haber roto el protocolo previsto.

Sin embargo, a diferencia de lo que ha pasado en España con Teresa Romero, el autor de estas acusaciones, el director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Thomas Frieden, se ha disculpado por acusar a la infectada:

"Es una persona muy valiente que se puso en peligro por el bien de la sociedad y ahora está enferma (...) Lamento que diera la impresión de que se culpara a la enfermera de un incumplimiento del protocolo".

El pasado miércoles, dos días después de que se confirmara que Teresa Romero se había contagiado con el virus ébola, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, aseguró que la auxiliar de enfermería "pudo estar mintiendo" a los médicos sobre la fiebre que tenía en los días anteriores a su hospitalización.

Lejos de disculparse, como sí ha hecho Frieden, el consejero siguió insistiendo en que Romero "ocultó información" y añadió varias 'perlas' más con las que señalaba directamente a la responsabilidad de la contagiada y dudando de su capacidad de aprendizaje: "Para explicarle a uno cómo quitar y ponerse un traje no hace falta tener un máster (...) Indudablemente, hay unos que tienen más capacidad de aprendizaje que otros".

(Sigue leyendo tras la galería...)

"Uno no designa un chivo expiatorio y le responsabiliza cuando hay un brote de una enfermedad", ha asegurado Bonnie Castillo, enfermera y experta en asistencia en desastres del National Nurses United, criticando las palabras de Frieden.

La reacción del director de los CDC ha sido anunciar que el personal sanitario recibirá "el doble de formación" para afrontar con mayores garantías el tratamiento de enfermos de ébola. Además, ha reconocido que "es imposible que el riesgo sea cero" para Estados Unidos mientras exista el brote de ébola de África.

ESPACIO ECO