INTERNACIONAL
31/10/2014 19:44 CET | Actualizado 31/10/2014 19:52 CET

Payasos siniestros: una macabra moda que se extiende por el mundo

Según el diccionario de la RAE, la palabra payaso, en sus acepciones primera y tercera, se refiere a una persona "de poca seriedad, propensa a hacer reír con sus dichos o hechos" y a un "artista de circo que hace de gracioso". Pero a muchos no les ha hecho ni pizca de gracia la oleada de payasos siniestros que, desde septiembre de 2013, ha aparecido en las calles de diversos lugares del mundo buscando asustar a la gente.

Todo comenzó el viernes 13 de septiembre de 2013 en la localidad británica de Northampton, donde un hombre vestido como Pennywise, el terrorífico payaso de la película It, basada en la novela de Stephen King, y con la cabeza de un oso de peluche colgando de una de sus manos, se dedicaba a aterrorizar a sus habitantes.

Este personaje llegó a abrirse una cuenta en Facebook para colgar sus fotografías y anunciar sus apariciones futuras. Según los diarios regionales, el payaso de Northampton se dedicó a llamar a las puertas de los vecinos ofreciéndose a pintar sus casas sin contar con ningún tipo de material para ello.

(Sigue leyendo después del tuit y del vídeo...)

Sus andanzas pronto fueron imitadas en otras localidades del Reino Unido, como Mansfield, Chesterfield, West Bridgford, Arnold, Sutton y Kirkby.

Este asunto provocó que la asociación que representa a los payasos del Reino Unido, Clowns International, expresara su preocupación por la aparición de este tipo de personajes:

"Esto no ayuda en nada a los payasos y hace daño a la sociedad. Los responsables deben pensar que es gracioso, pero para las víctimas puede ser una experiencia terrible. El miedo a los payasos existe y hay gente que puede reaccionar muy mal, por no mencionar a los ancianos o la gente más vulnerable. Esto no tiene nada que ver con los payasos".

El propio payaso de Northampton concedió una entrevista a un diario local en la que explicaba que sólo buscaba "divertir a la gente". "La mayoría disfrutan siendo asustados y luego se ríen", indicaba.

Pese al miedo entre los ciudadanos británicos, muchos de los cuales llegaron a abrir cuentas en Facebook en las que recopilaban información sobre los payasos siniestros con el objetivo de cazarles, la Policía dejó claro que en ningún caso se habían producido ataques físicos a las personas.

Aun así, en las localidades norirlandesas de Carrickfergus y Newtownabbey, un hombre que también se dedicaba a disfrazarse de payaso y asustar a los habitantes de este lugar, se entregó a la Policía a finales de septiembre ante las denuncias de diversos padres.

"Aseguró que todo era una broma y que no era su intención asustar a los niños", declaró un agente de la Policía a la BBC.

DE LA BROMA A LA VIOLENCIA

Sin embargo, el asunto de los payasos siniestros ha alcanzado niveles más preocupantes en otros países, donde la moda se ha extendido hasta provocar que en Francia, algunos se han dedicado a propinar palizas a quienes se cruzaban con ellos.

Quizás tomando como inspiración las bromas de la productora DMPranksProductions, que colgó en YouTube varios vídeos en los que se podía ver a payasos simulando que aplastaban la cabeza de un hombre con un mazo de grandes dimensiones ante la aterrorizada mirada de los viandantes. Estas bromas ocurrían en lugares oscuros y apartados, como debajo de los puentes o en los aparcamientos.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

Durante este octubre, el asunto en Francia ha comenzado a parecerse más a una broma macabra, que en algunos casos ha concluido con varias personas detenidas. Son varios los sucesos que se han producido este mes, según han informado medios galos:

- El pasado 10 de octubre un joven disfrazado de payaso y armado con un cuchillo de plástico fue detenido después de pasearse por las calles de la localidad de Périguex, en el centro de Francia, asustando a sus habitantes.

- El 19 de octubre, un chaval de 19 años fue condenado a seis meses de cárcel por perseguir con un arma a un grupo de niños.

- El 25 de octubre, 14 adolescentes disfrazados de payasos fueron detenidos por pasearse junto a un instituto armados con bates de béisbol, cuchillos y pistolas.

- En la madrugada del 25 al 26 de octubre, un hombre fue golpeado hasta 30 veces con una barra de hierro por un hombre vestido de payaso y otras dos personas que querían atracarle.

Estos sucesos han provocado la reacción de la Policía, que tuvo que difundir un comunicado en el que recordaban que portar armas en la vía pública es un delito castigado con penas de prisión y reprochaban los comportamientos "dañinos" de este tipo de personajes.

En algunas localidades francesas no han esperado a la actuación policial y se han organizado grupos de autodefensa que promulgan la "caza a los payasos", informa el diario Le Monde.

TAMBIÉN EN EEUU Y EN ESPAÑA

La moda también se ha extendido a los Estados Unidos, donde el personaje más famoso ha sido el payaso de Wasco, en California, quien también en octubre se creó una cuenta en Instagram en las que publicaba sus fotos por la ciudad también vestido como Pennywise.

En su caso, según declaró en una entrevista en la que prefirió mantenerse en el anonimato, se trataba de un proyecto que llevaba a cabo con su mujer en el que pretendía publicar una fotografía cada día del mes de octubre. Sin embargo, antes de terminar el mes, las fotos ya habían desaparecido de su cuenta.

Como ocurrió en Reino Unido, también le salieron imitadores, aunque de peor gusto. En la vecina localidad californiana de Bakersfield, un joven de 14 años fue detenido por dedicarse a asustar a niños vestido de payaso a la salida del colegio. "Queremos parar esto", explicó la policía de esta localidad a Los Angeles Times.

Sin embargo, en Estados Unidos el fenómeno llegó mucho antes, en el mes de marzo, y en la costa opuesta del país: en Staten Island (Nueva York). Allí, durante días, un hombre disfrazado de payaso, con un traje amarillo y zapatos rojos, se dedicó a asustar a los residentes hasta que, a finales de mes, la productora Fuzz on the Lens reconoció que todo se trataba de un proyecto suyo.

Los últimos ejemplos de payasos siniestros en EEUU se han dado en el estado de Indiana, donde la Policía ha buscado durante días a un hombre que aterrorizó a los habitantes de la localidad de Fisher a finales de octubre.

Ahora la moda ha aterrizado en España con el Gijón Clown, quien también ha creado una cuenta de Instagram a imitación de los payasos de Northampton y de Wasco, acompañando sus fotografías y vídeos con mensajes como "os estoy observando" o "yo no soy quien debería tener miedo".

Estas son algunas de las imágenes que ha publicado:

¿Quién es el cazador? ¿Quién la presa? #2globos #gijon #gijón #payaso #clown

Una foto publicada por GijonClown (@gijonclown) el

¿Y yo soy el payaso malo? #gijonclown #gijón #asturias #payaso #clown #gijon

Una foto publicada por GijonClown (@gijonclown) el

Yo no soy el que debería tener miedo #gijón #gijonclown #payaso #gijon #globos

Un vídeo publicado por GijonClown (@gijonclown) el

¿Se tratará también de un proyecto artístico o cruzará la línea violenta que se ha traspasado en Francia?

EL HUFFPOST PARA LG